Se acababa de publicar una revisión sistemática que tuvo como objetivo analizar la activación de los músculos involucrados en el empuje de la cadera con barra (BHT) y su transferencia a actividades deportivas que incluyen el desplazamiento horizontal. Se realizó una búsqueda de la literatura actual utilizando las bases de datos PubMed, SPORTDiscuss, Scopus y Google Scholar.

Los criterios de inclusión fueron: (a) estudios descriptivos, (b) participantes entrenados físicamente, (c) activación muscular analizada utilizando señales EMG normalizadas o como porcentaje de la contracción isométrica voluntaria máxima (MVIC) y (d) transferencia aguda o crónica de la BHT a la actividad de desplazamiento horizontal.

Doce artículos de los 498 iniciales cumplieron con los criterios de inclusión y se encontraron los siguientes resultados:

1) Activación neuromuscular: los músculos extensores de la cadera (glúteo mayor y bíceps femoral) demostraron una mayor activación en la BHT en comparación con la sentadilla. El ejercicio de levantamiento con barra recta demostró una mayor activación del bíceps femoral que el BHT. Sin embargo, a fecha de hoy prácticamente cualquier entrenador sabe que la sentadilla, aún teniendo extensión de cadera en su ejecución, es un ejercicio donde el patrón principal o dominante es la extensión de rodilla. En cuanto a niveles de activación muscular, hace unas semanas ya publicamos al respecto las diferencias biomecáncias entre squat, peso muerto y el propio Hip Thrust (LINK AQUÍ).

2) Independientemente de la variación e intensidad de BHT utilizada, la secuencia de excitación muscular es glúteo mayor, erector de la columna vertebral, bíceps femoral, semitendinoso, vasto lateral, glúteo medio, vasto medial y recto femoral. En otro orden de cosas, el pasado 2018 se publicó un estudio de Collazo et cols que mide las diferencias de activación muscular entre diversas variantes del Hip Thrust.

3) Transferencia aguda: cuatro estudios demostraron una mejora significativa en las actividades de carrera después del ejercicio BHT. Esto explica una de las tendencias en biomecánica: la de los planos específicos en la extensión de cadera, aunque incluso salen algunas voces diciendo actualmente que esta diferencia no es significativa. De hecho:

4) En cuanto a la transferencia crónica: dos estudios demostraron una mejoría del tiempo de sprint (Contreras et al., 2017; Zweifel et al., 2017), mientras que otros dos estudios no presentaron tal efecto (Bishop et al., 2017; Lin et al., 2017).

Concluimos que: a) la mecánica de BHT favorece una mayor activación de los músculos extensores de la cadera en comparación con los ejercicios más convencionales; b) independientemente de la variación del BHT utilizado, la secuencia de excitación muscular es glúteo máximo, erector de la columna vertebral, isquiotibiales y cuádriceps femoral; c) la transferencia aguda de la potenciación post-activación del BHT es significativa, mejorando el tiempo de carrera; y d) a pesar del entrenamiento con BHT, las cargas submáximas pueden mejorar los tiempos de carrera, se necesitan más investigaciones.

 

REFERENCIAS:

  • Bishop, C., Cassone, N., Jarvis, P., Turner, A., Chavda, S., and Edwards, M. (2017) Heavy Barbell Hip Thrusts Do Not Effect Sprint Performance: An 8-Week Randomized-Controlled Study. Journal of Strength and Conditioning Research. Epub ahead of print.
  • Collazo, C. G., Rueda, J., Suárez, B. L., & Navarro, E. (2018). Differences in the Electromyographic Activity of Lower-Body Muscles in Hip Thrust Variations. Journal of strength and conditioning research.
  • Contreras B., Vigotsky A.D., Schoenfeld B.J., Beardsley C., McMaster D.T., Reyneke J., Cronin J.B. (2017) Effect of a six week hip thrust versus front squat resistance training program on performance in adolescent males: A randomized control trial. Journal of Strength and Conditioning Research 31, 999-1008.
  • Lin K., Wu C., Huang Y., Cai Z. (2017) Effects of hip thrust training on the strength and power performance in collegiate baseball players. Journal of Sports Science 5, 178-184.
  • Neto, W. K., Vieira, T. L., & Gama, E. F. (2019). Barbell Hip Thrust, Muscular Activation and Performance: A Systematic Review. Journal of Sports Science and Medicine18(2), 198-206.
  • Zweifel M.B., Vigotsky A.D., Contreras B., Simiyu W.W.N. (2017) Effects of 6-week squat, deadlift, or hip thrust training program on speed, power, agility, and strength in experience lifters: a pilot study. Journal of Trainability 6, 13-17.

Partiendo de elementos gimnàsticos clásicos, la calistenia se ha convertido en una forma de entrenamiento de gran popularidad, especialmente entre jóvenes y deportistas con una gran condición física a nivel de fuerza, movilidad y estabilidad. En este taller vamos a trabajar las características más identificativas y diferenciales del mismo, así como las bases en la prescripción y control del Entrenamiento de Calistenia.

  • Revisión publicaciones científicas: Adaptaciones, respuestas, factores limitantes, riesgo de lesión, etc.
  • Revisión programas relacionados con la calistenia.
  • Bases de la calistenia (entrenamiento con el peso corporal)
  • Elementos más utilizados.
  • Lesiones y factores de riesgo.
  • Batería de ejercicios prácticos y variantes (más de 100 ejercicios). Aplicación por patrones de movimiento.
  • Adaptaciones para principiantes.
  • Ejemplos de sesiones por niveles.

Durante los próximos días te informaremos de fechas en Palma de Mallorca, Menorca y diferentes puntos y delegaciones SEA. Si quieres más info sobre el mismo, puedes rellenar el siguiente formulario:

Este estudio comparó datos cinéticos y cinemáticos de tres sesiones diferentes de entrenamiento basado en la velocidad (VBT) y una sesión de entrenamiento porcentual máxima (1RM) de 1 repetición (PBT) utilizando como ejercicio el Back Squat de profundidad completa y peso libre con esfuerzo concéntrico máximo.

Métodos:
Quince hombres entrenados en la fuerza realizaron cuatro sesiones aleatorias de entrenamiento de la fuerza con 96 horas de diferencia: la sesión de PBT involucró cinco series de cinco repeticiones usando 80% 1RM; la sesión del perfil de velocidad de carga (LVP) contenía cinco series de cinco repeticiones con una carga que se podía ajustar para alcanzar una velocidad objetivo establecida a partir de una ecuación LVP individualizada al 80% 1RM; sets fijos 20% de pérdida de velocidad (FSVL20) sesión que consistía en cinco series al 80% 1RM pero los sets terminaban una vez que la velocidad media (MV) caía por debajo del 20% de la velocidad umbral o cuando se completaban cinco repeticiones por serie; los conjuntos de variables 20% de la sesión del umbral de pérdida de velocidad (VSVL20) comprendieron 25 repeticiones en total, pero los participantes realizaron tantas repeticiones en un conjunto como sea posible hasta que se excedió el umbral de pérdida de velocidad del 20%.

Resultados:
Cuando se promediaron en todas las repeticiones, MV y velocidad máxima (PV) fueron significativamente (p <0.05) más rápidas durante el LVP (MV: ES = 1.05; PV: ES = 1.12) y FSVL20 (MV: ES = 0.81; PV: ES = 0.98) sesiones en comparación con PBT. El tiempo medio bajo tensión (TUT) y el TUT concéntrico fueron significativamente menores durante la sesión de LVP en comparación con PBT. La sesión FSVL20 tuvo significativamente menos repeticiones, TUT total y TUT concéntrico que PBT. No se encontraron diferencias significativas para todas las otras mediciones entre cualquiera de las sesiones.

Conclusiones
VBT permite velocidades más rápidas, evita el estrés mecánico innecesario adicional pero mantiene medidas similares de fuerza y ​​potencia de salida en comparación con PBT orientado a la fuerza.

El estudio: Banyard, H. G., Tufano, J. J., Delgado, J., Thompson, S. W., & Nosaka, K. (2018). Comparison of Velocity-Based and Traditional 1RM-Percent-Based Prescription on Acute Kinetic and Kinematic Variables. International Journal of Sports Physiology and Performance, 1-28.

La presentación y premier del XI Congreso Wellness se realizará el próximo 15 de septiembre en Palma.

Como muchos de vosotros ya sabréis, los próxijmos días 19, 20 y 21 de octubre vamos a celebrar la XI edición (y décimo aniversario) del Congreso Wellness y Educación Física, tal y como realizamos de manera anual en las instalaciones de AMIC Hotels en Can Pastilla. Vamos a ofrecer de manera regular actualizaciones con todas las noticias que se vayan generando respecto al mismo para manteneros completamente al corriente. De momento, ya os podemos adelantar que:

  • Tenemos ya bastantes nombres confirmados y un elenco que creemos este año va a ser de muchísimo nivel: Iván Gonzalo (Elements), José Vidal (SectorFitness), Javier Bergas (Aquadvance), Fernando Martín (EPTE), Iván Chulvi o Santi Liébana estarán presentes en el área de Fitness y Entrenamiento Personal. Atentos a los enlaces que os pondremos al final de este post para manteneros informados.
  • El próximo 15 de septiembre se realizará una presentación-jornada a modo de premiere en la que tendremos una serie de talleres y clases con la presencia de un invitado muy especial en Ciclo Indoor. Por cierto, para la semana que viene también hablaremos, y mucho, sobre este área.
  • Ya estamos en marcha con la reedición de la app “congresaco”, uno de los elementos de más éxito el año pasado y que resulta de gran utilidad para estar informado sobre cualquier tipo de novedad, contenidos e incluso los materiales que se están utilizando en el evento.
  • Hemos organizado para el área Body Mind un seminario de introducción al Hatha Yoga orientado precisamente a instructores y entrenadores que quieran utilizar herramientas de Yoga en sus sesiones o, simplemente, conocer más sobre el mismo.
  • Para todos los entrenadores y certificados NSCA, se repetirá la entrega de créditos CEU, tal y como se realizó en 2017.

Y, por último, hemos lanzado las primeras 50 plazas de asistencia al precio original del congreso (49€) en modo preventa durante el mes de Julio. Además, entre todos los que realicen la inscripción se sortearán dos pases de manera gratuita, siendo reembolsado el dinero al principio del evento (acreditaciones). Si quieres acceder a una de estas 50 plazas por periodo limitado de tiempo, rellena el siguiente formulario o contacta con baleares@sectorfitness.com

 

Más información:

  • Facebook: Congreso Wellness.
  • App “Congresaco” en Google Play y App Store. En construcción.
  • Hashtag Instagram: #congresaco2018

La fuerza de la prensión es un indicador válido de un funcionamiento físico más amplio. La fuerza de agarre y el estado del peso se han asociado de forma independiente con los síntomas depresivos en los adultos mayores, pero ningún estudio ha investigado las relaciones entre los tres adultos mayores de EE. UU. Este estudio investigó la relación entre la función física y los síntomas depresivos según el estado de peso en adultos mayores de EE. UU.

Métodos
Los datos transversales se analizaron a partir de las encuestas de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2011 a 2012 y 2013 a 2014. La función física se evaluó mediante un dinamómetro de fuerza de agarre. Los síntomas depresivos se evaluaron mediante el autoinforme Patient Health Questionnaire-9. El peso se evaluó mediante el índice de masa corporal (IMC) y los participantes se clasificaron como peso normal (<25 kg / m2), sobrepeso (25 a <30 kg / m2) y obeso (≥30,0 kg / m2). Las asociaciones entre los síntomas depresivos y la fuerza de agarre manual se estimaron mediante regresiones lineales múltiples específicas de género y la regresión lineal multivariable estratificada de IMC.

Resultados
Se incluyeron un total de 2,812 adultos (54% mujeres, edad media 69,2 años, IMC medio 29,2 kg / m2). Las mujeres con síntomas depresivos moderados a severos tenían 1.60 kg (IC 95%: 0.91 a 2.30) menor fuerza de prensión en comparación con las mujeres con síntomas depresivos mínimos o nulos. No se observó tal asociación en los hombres. Entre aquellos con obesidad, los hombres (-3.72 kg, IC 95%: -7.00 a -0.43) y las mujeres (-1.83 kg, IC 95%: -2.87 a -0.78) con síntomas depresivos de moderados a severos tenían menor fuerza de agarre.

Conclusión
Entre los adultos mayores de EE. UU., Las mujeres y las personas que son obesas y deprimidas corren el mayor riesgo de deterioro en la función física

El estudio: Smith, L., White, S., Stubbs, B., Hu, L., Veronese, N., Vancampfort, D., … & Yang, L. (2018). Depressive symptoms, handgrip strength, and weight status in US older adults. Journal of Affective Disorders.

El estudio tuvo como objetivo comparar los efectos del entrenamiento de sobrecarga excéntrica crónica de unilateral (estocada lateral) vs bilateral (media sentadilla) utilizando un dispositivo inercial, en la hipertrofia y el rendimiento físico. Veintisiete jugadores masculinos de deportes de equipo realizaron 4 series de 7 repeticiones de entrenamiento de sobrecarga excéntrica inercial, cada dos semanas durante 6 semanas, distribuidas en grupos de estocadas unilaterales (UG: edad: 22.8 ± 2.9 años; masa corporal: 75.3 ± 8.8 kg; altura : 177.3 ± 3.7 cm) y grupo de sentadilla bilateral (BG: edad: 22.6 ± 2.7 años, masa corporal: 79.5 ± 12.8 kg, altura: 164.2 ± 7 cm). Volumen del músculo de la extremidad inferior, salto de contramovimiento (CMJ), potencia con ambos (POWER), dominante (POWERd) y pierna no dominante (POWERnd), cambio de dirección de 90 ° con dominante (COD90d) y pierna no dominante (COD90) y 180 ° (COD180d y COD180), y 10 m de tiempo de carrera (T-10m) se midieron antes y después de la intervención. El UG obtuvo un aumento de aductor mayor (+ 11.1%) y vasto medial (+ 12.6%) mayor que BG. La BG obtuvo un aumento de vasto lateral (+ 9.9%) y gastrocnemio lateral (+ 9.1%) mayor que UG. Ambos grupos mejoraron CMJ, POWER, POWERd, POWERnd, COD90 y DEC-COD90, sin cambios en T-10m. El UG disminuye DEC-COD90nd (-21.1%) y BG aumenta la POTENCIA (+ 38.6%) sustancialmente más que el otro grupo. Seis semanas de entrenamiento EO unilateral / bilateral inducen mejoras sustanciales en el volumen muscular y el rendimiento funcional de las extremidades inferiores, aunque el entrenamiento unilateral parece ser más eficaz para mejorar el rendimiento de COD90.

El estudio: Núñez, F. J., Santalla, A., Carrasquila, I., Asian, J. A., Reina, J. I., & Suarez-Arrones, L. J. (2018). The effects of unilateral and bilateral eccentric overload training on hypertrophy, muscle power and COD performance, and its determinants, in team sport players. PloS one, 13(3).

Link al estudio completo.

Cualquier deporte de rendimiento, en el que las ayudas médicas están a pie de calle, siempre generará una serie de efectos secundarios a medio y largo plazo en la persona que lo práctica, siendo fruto de diferentes estudios y artículos de investigación científica como el de Parssinen (CLICK AQUÍ PARA ACCEDER AL PDF). Aunque cabe reseñar una vez más que el doping está presente en cualquier disciplina, siempre ha destacado, especialmente por el efecto visual en quién lo realiza, el mismo dentro de los practicantes de culturismo y fitness. De hecho, se han realizado estudios de caso en muertes súbitas de culturistas de Alto Rendimiento ya desde los 90s (Dickerman, 1995; Fineschi, 2007; Ahlgrim, 2009; Montisci, 2012).

Introducción
Este estudio tuvo como objetivo evaluar el efecto del culturismo convencional (una combinación de entrenamiento y abuso de esteroides anabólicos) en la función diastólica del ventrículo izquierdo y, más específicamente, en los mecanismos subyacentes que caracterizan esta función (por ejemplo, presión de llenado, relajación y mecánica de torsión y desvío). La hipertrofia ventricular izquierda concéntrica es uno de los factores de riesgo más importantes a la hora de sufrir episodios y/o patologías cardiovasculares. Si bien (Urhausen, 1989) estos aspectos se vienen detectando desde hace décadas, es necesaria más investigación específica al respecto.

Métodos
Los participantes (n = 44, con edades comprendidas entre 20 y 45 años) eran de población sedentaria sana (SED, n = 15), atletas de entrenamiento de la fuerza que no tenían antecedentes de uso de esteroides anabólicos (FOR, n = 15) y culturistas con antecedentes de uso de esteroides anabólicos (AAS, n = 14). Cada participante se sometió a una evaluación de ecocardiografía de tensión 2D para estudiar los parámetros morfológicos y funcionales.

Resultados
Tanto los grupos AAS como FOR tenían una hipertrofia concéntrica del ventrículo izquierdo (para entendernos, hacia adentro) siendo un factor predictor en casos de muerte súbita (Parthan, 2018). Sin embargo, fue más grave en el grupo AAS. La función diastólica del ventrículo izquierdo también se alteró significativamente en el grupo AAS (P <0.05), pudiendo estar la misma relacionada con un exceso de Hormona de Crecimiento sintética (Mark, 2005) tal y como lo indica una disminución de la velocidad de la onda E y relación E / A, una disminución de la relajación (E ‘y LDL diastólica), un aumento de la presión de llenado ( es decir, un aumento de SIDI), así como una disminución en la torsión (en relación con la disminución de la rotación apical) y las velocidades de destorsión.

Conclusión
El culturismo junto con el uso de esteroides anabólicos induce hipertrofia concéntrica del ventrículo izquierdo y altera adversamente la función diastólica del ventrículo izquierdo.

El estudio: Grandperrin, A., Moronval, P., Izem, O., Schuster, I., & Nottin, S. (2018). Extreme cardiac hypertrophy in bodybuilders: Mechanical assessment of diastolic alteration. Archives of Cardiovascular Diseases Supplements, 10(2), 254.

REFERENCIAS:

  • Ahlgrim, C., & Guglin, M. (2009). Anabolics and cardiomyopathy in a bodybuilder: case report and literature review. Journal of cardiac failure, 15(6), 496-500.
  • Dickerman, R. D., Schaller, F., Prather, I., & McConathy, W. J. (1995). Sudden cardiac death in a 20-year-old bodybuilder using anabolic steroids. Cardiology86(2), 172-173.
  • Fineschi, V., Riezzo, I., Centini, F., Silingardi, E., Licata, M., Beduschi, G., & Karch, S. B. (2007). Sudden cardiac death during anabolic steroid abuse: morphologic and toxicologic findings in two fatal cases of bodybuilders. International journal of legal medicine121(1), 48-53.
  • Mark, P. B., Watkins, S., & Dargie, H. J. (2005). Cardiomyopathy induced by performance enhancing drugs in a competitive bodybuilder. Heart, 91(7), 888-888.
  • Montisci, M., El Mazloum, R., Cecchetto, G., Terranova, C., Ferrara, S. D., Thiene, G., & Basso, C. (2012). Anabolic androgenic steroids abuse and cardiac death in athletes: morphological and toxicological findings in four fatal cases. Forensic science international, 217(1-3), e13-e18.
  • Pärssinen, M., & Seppälä, T. (2002). Steroid use and long-term health risks in former athletes. Sports Medicine, 32(2), 83-94.
  • Porthan, K., Kenttä, T., Niiranen, T. J., Nieminen, M. S., Oikarinen, L., Viitasalo, M., … & Albert, C. M. (2018). ECG left ventricular hypertrophy as a risk predictor of sudden cardiac death. International Journal of Cardiology.
  • Urhausen, A., Hölpes, R., & Kindermann, W. (1989). One-and two-dimensional echocardiography in bodybuilders using anabolic steroids. European journal of applied physiology and occupational physiology, 58(6), 633-640.

Durante el entrenamiento de fuerza se sabe que la suplementación proteica promueve cambios morfológicos; sin embargo, ningún estudio de entrenamiento previo ha probado el efecto del aislado de proteína de insecto en un ensayo en humanos.

El objetivo de este estudio fue investigar el efecto potencial de la proteína de insectos como un suplemento dietético para aumentar la hipertrofia muscular y las ganancias de fuerza durante el entrenamiento de resistencia prolongado en hombres jóvenes. Dieciocho jóvenes sanos realizaron entrenamientos de resistencia cuatro días / semana durante ocho semanas.

Los sujetos fueron aleatorizados en bloques en dos grupos que consumieron un aislado de proteína de insecto o un suplemento de carbohidratos isocalóricos dentro de 1 h después del entrenamiento y antes del sueño en días de entrenamiento. La fuerza y ​​la composición corporal se midieron antes y después de la intervención para detectar adaptaciones al entrenamiento de la fuerza. Los registros dietéticos pesados ​​de tres días se completaron antes y durante la intervención.

La masa libre de grasa y hueso mejoró significativamente en ambos grupos (media (intervalo de confianza (IC) del 95%), grupo control (Con): (2,5 kg (1,5, 3,5) p <0,01), grupo de proteínas ( Pro): (2.7 kg (1.6, 3.8) p <0.01) desde antes hasta después de. Pierna y press de banca una repetición máxima (1 RM) mejorada por Con: (42.0 kg (32.0, 52.0) p <0.01) y (13.8 kg (10.3, 17.2) p <0.01), Pro: (36.6 kg (27.3, 45.8 ) p <0.01) y (8.1 kg (4.5, 11.8) p <0.01), respectivamente.

No se encontraron diferencias significativas en la composición corporal y las mejoras en la fuerza muscular entre los grupos. En hombres jóvenes y sanos, la suplementación con proteínas de insectos no mejoró las adaptaciones a ocho semanas de entrenamiento de resistencia en comparación con la suplementación con carbohidratos. Una alta ingesta proteica habitual en Con y Pro puede explicar en parte nuestra observación de que no hay un efecto superior de la suplementación con proteínas de insectos.

Lógicamente hablamos de un estudio realizado con unas pautas y condiciones concretas, aunque puede ser un punto de partida que, en caso de ser confirmado en futuras investigaciones, puede desmitificar un tanto el valor de “superalimento” que se le ha asignado a los insectos en estos últimos tiempos.

Enlace al estudio completo: LINK AQUÍ

Pues nada, según CMDSport “El Congreso de los Diputados ha rechazado la proposición no de ley de reducir el IVA del 21% al 10% para los centros deportivos. La propuesta del grupo mixto en la Comisión de Educación y Deporte de la cámara parlamentaria no ha prosperado por los votos en contra del Partido Popular y la abstención del PSOE”

Especialmente hoy no quiero entrar en temas políticos en general, pero sí en varias cosas en particular, dado que una de las principales alegaciones realizadas hoy por el Partido Popular es que “igualmente el sector goza de buena salud”:

  • – Aumenta el número de usuarios de instalaciones porque aumenta la conciencia respecto a realizar Actividad Física como hecho de primera necesidad. Y no hay más. Los supermercados también “gozan de buena salud” y no se les pone IVA de artículos de lujo.
  • – El sector cuenta con un número importante de instalaciones falsean sus números al ser tapaderas o partes de fondos de inversión.
  • – Decir que el sector goza de buena salud cuando los profesionales tienen de cada vez peores condiciones y las empresas menos margen de negocio es, cuanto menos, curioso.

Y es que, ya no sólo por un tema de IVA, sino por algo que afecta al gremio en general y que supongo que sucederá igual en cualquier sector, me ha venido un poco a la cabeza hacer las cuentas de la vieja. Me explico: Trabajo en una instalación donde la cuota más recurrida es la de 118€ por 3 meses (39.33 al mes) en 2019, dicho sea de paso, ahora somos considerado un gimnasio caro.

Pues bien, cuando venía como cliente pagaba 6.000 pelas al mes, 36€ de los de ahora. Sólo que debo aclarar que estamos hablando del año 1997. Y nada de ofertas, contratos a largo plazo, etc. 3,33€ (aproximadamente un 9%) de subida en 21 años. Con esos 3,33€ se me ocurren unas cuantas cosas que hay que pagar que no había en aquel entonces:

– Aire Acondicionado (eso antiguamente era de moñas).

– Maquinaria cardio bastante más cara, hasta 10.000€ una cinta de correr “pro”.

  • – Clases colectivas también con maquinaria como Ciclo Indoor o Elíptica.

Pero claro, resulta que en 1997 el IVA era de un… 7%. Es decir, de 36€ se cobraban 33.64 y había 2.36€ de IVA. Ahora de 39.33€ cogiendo esa cuota más utilizada, resulta que el neto es… 32.50. Efectivamente, en un gimnasio “medio” de Palma de Mallorca en realidad se está cobrando menos que en el año 1997 con todos los cambios que ha habido. Y así nos va, con “buena salud del sector”.

  • Así que nada, a seguir aguantando y tirando del carro.

Mientras todos pensamos en la cintura abdominal y especialmente las mujeres en la pélvica (cadera), cuando hablamos de “torso” solo pensamos en pectorales (ya sean del sexo que sean). La cintura escapular ó complejo hombro-escápula es una de las zonas que más desempeño nos exige a los técnicos en instalaciones enfocadas a la mejora de la salud física por la cantidad de problemas/molestias que puede generar a nuestros clientes. Por ello, si te estás iniciando en el mundillo o eres un curioso del tema, vamos a introducirte a esta zona en 5 minutos.

¿Qué es la cintura escapular?

Técnicamente podemos hablar de cintura escapular como el “complejo” compuesto por la escápula (omóplato o “paletilla”, que es cómo se lo tienes que decir al cliente que empieza en el gimnasio) y la clavícula. A ello le vamos añadir todas las articulaciones que componen el hombro para generar una unidad simbiótica, ya que comprobarás que muchas de las cosas que pasan en una zona pueden estar relacionadas con la otra.

La clavícula es ese hueso en forma de curva o pequeña s horizontal que va desde el cuello, justo encima del esternón, hasta la punta del hombro (articulación acromioclavicular).

La escápula es el hueso plano que sobresale a cada lado de la espalda, de forma plana y con gran libertad de movimiento (puede ascender o descender, separarse -abducción- o aproximarse -aducción- a la columna o hacer movimientos de campaneo interno y externo). Está estrechamente relacionada con el hombro.

El acromión es justo la punta externa del hombro.

El húmero es el hueso largo que forma el brazo (de hombro a codo, antebrazo de codo a muñeca).

El hombro como tal (no confundirlo con el deltoides) es un complejo de 3 articulaciones: Esternoclavicular (esternón-clavícula), acromioclavicular (la que se conoce más popularmente como hombro), escápulotorácica (une las escápulas al torax  en forma de “articulación falsa” para realizar todos los movimientos escapulares) y la escápulohumeral o glenohumeral, encargada de los movimientos del hombro como tal).

Músculos principales:

Manguito rotador: 4 músculos implicados en los movimientos de rotación interna o externa (supraespinoso, infraespinoso y redondo menor como rotadores externos y subescapular como internos, algunos autores también incluyen el redondo mayor como rotador interno). Nuestra propensión es hacia la rotación interna y te lo nombrarán mil veces por su cantidad de lesiones.

Coracobraquial: De la parte interna del húmero hacia justo al lado de la inserción del pectoral menor (apófisis coracoides). Abductor, flexor y rotador interno del hombro. No es de los más conocidos pero, como puedes ver, ejerce de auxiliar en muchos movimientos.

Deltoides: Es el músculo en forma de V que envuelve el espacio entre clavícula y húmero y es el músculo que entrena la gente cuando dice que hace hombro. Hay que distinguir en 3 partes (anterior, superior y posterior) al tener bastantes diferencias entre sí.

Trapecio: Desde el cuello y hasta la última vértebra torácica (casi las lumbares) se dirige hacia la clavícula. A nivel popular se toma como trapecio sólo su tercio superior (zona clavicular) dado que es el que da más problemas de sobrecarga y contracturas. Los tercios medios e inferiores son importantes para la salud de la columna y se ejercitan con movimientos de tracción o “remo”.

Romboides mayor y menor: Son los músculos que unen la escápula a la columna. El mayor está en la parte baja y realiza el campaneo interno. El menor (que tiende a mayor sobrecarga) está por encima y realiza el campaneo externo.

Serratos: Intervienen en movimientos de hombro, escápula e incluso en la respiración. Merecen capítulo aparte.

Pectoral menor: Olvidado por muchos dado su poco tamaño y vistosidad (todos se fijan en su hermano mayor), pero importantísimo en muchas de las patologías de hombro y escápula por su excesiva facilidad para mantenerse en tensión (acortamiento).