Compártelo con tus compañeros!

Ya hemos hablado en algunas ocasiones anteriores de los efectos de la música en el rendimiento y esfuerzo de actividades como el Ciclismo Indoor, pero hace justo unas semanas se ha publicado un meta-análisis que recoge nada menos que hasta 139 estudios diferentes que analizan el uso de la música en el Entrenamiento, Actividad Física y Deporte y sus efectos. Recopilando tanto el post anterior como este nuevo estudio, podemos destacar que:

El más destacado hasta la fecha ha sido un estudio publicado en 2009 en Israel por Shaulov & Dufi analizaba de forma específica la influencia sobre los clientes en diversos factores tanto de la música propia de la sesión (en este caso estilo “house”) así como del juego de luces tan habitual en las salas estos últimos años. ¿Qué encontramos?

  • El entrenamiento de cualquier tipo realizado con música hace disminuir significativamente la percepción subjetiva de esfuerzo (Escala de Börg, OMNI…). Esto ya fue detectado por Potteiger en el 2000 (ver referencias más abajo). Destacar que tanto estudios anteriores respecto a otras actividades (Matesic & Cromartie, 2002) indican que LA PERCEPCIÓN DEL ESFUERZO EN SESIONES CON MÚSICA DISMINUYE MÁS NOTORIAMENTE EN USUARIOS NOVELES. Así que, cuando algún cliente empiece de nuevo, y enlazando con el post de ayer, habrá que ir con cuidado que se venga más arriba de la cuenta.
  • Este hecho se produce en menor escala de otras actividades colectivas y de forma ya significativamente inferior en actividades como el running. Sin embargo, también debemos considerar que la aplicación de estímulos agradables para el usuario es un hecho obviamente clave a la hora de generar adhesión a la Actividad Física.
  • Aunque dudo que sea una novedad para técnicos e instructores, los estilos y ritmos musicales sugeridos en las sesiones tienen un efecto de activación y relajación importante a la hora de regular niveles de intensidad.
  • El uso de luces brillantes mejora el estado de ánimo de clientes con depresión (Lewy et al, 1980). No sé si debería ponerlo aquí, pero ahora entiendo el éxito de ciertos locales de carretera con neones rojos. No, no debería, pero ya lo he puesto. Sigamos…
  • No es ningún descubrimiento, pero la música aumenta la motivación así como reduce la tristeza (Karageorghis, 1999a & 1999b). Además, estos mismos estudios indican que LA MÚSICA OFRECE UN EFECTO SIMILAR A UN TRANCE HIPNÓTICO.

Por cierto… Nos iremos metiendo en tema música porque es un arma de doble filo (gracias a Laura Rivera por un enlace que nos ha hecho llegar hoy mismo).

APLICACIONES PRÁCTICAS:

  • Las partes musicales con luces de mayor intensidad disminuyen la sensación de esfuerzo en mayor medida.
  • Tramos de la sesión con música y luz tenue generan mayor sensación de bienestar y satisfacción al cliente.
  • Debemos revisar un tanto a la baja los guarismos de las escalas subjetivas de esfuerzo, ya que hemos visto que estas se distorsionan por efecto de la música y las luces.
  • Además, iremos con más cuidado con individuos noveles, ya que estas alteraciones de la RPE son todavía mayores.

LINK AL PAPER COMPLETO (EN INGLÉS): CLICK AQUÍ.

EL ESTUDIO:

  • Terry, P. C., Karageorghis, C. I., Curran, M. L., Martin, O. V., & Parsons-Smith, R. L. (2020). Effects of music in exercise and sport: A meta-analytic review. Psychological Bulletin146(2), 91.
  • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19544965
  • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11153860
  • http://bmsi.ru/doc/77f87542-aec5-4dcd-9abb-6c372545b5c1
  • http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/026404199365579
  • http://v-scheiner.brunel.ac.uk/handle/2438/2948
  • http://adsabs.harvard.edu/abs/1980Sci…210.1267L
Facebook Comments
(Visited 136 times, 1 visits today)