Compártelo con tus compañeros!

Y creo que el titular es una obviedad incluso bastante estúpida, pero hay que reconocer que a veces nos llegan demasiados estímulos de tendencias y demás (que poco me gusta la sobrevaloración que se hace, por ejemplo, de las listas de tendencias del ACSM) que hacen que se nos vaya un poco la pinza.
 
Y es que este mismo estudio, en el que con 60 mayores (lo acaban 49) se comparan los efectos en fuerza y estabilidad del abdomen entre un programa de dos sesiones semanales de Entrenamiento de Fuerza y Pilates. Los resultados fueron muy similares, con una tendencia a mayores adaptaciones en fuerza isométrica en el Pilates y dinámicas en el entrenamiento en sala.
 
Así que básicamente podemos tener 2 conclusiones que en el fondo no aportan nada nuevo, pero tal vez incluso por eso hay que recordarlos de tanto en cuanto:
 
1- Entrenar con seguridad y orientado a las necesidades del cliente va a generar beneficios sin duda independientemente de disciplinas, formatos y marcas.
2- No hay efectos milagrosos ni fuera de la lógica. Si entrenas rangos amplios, mejoraras en rangos amplios; si entrenas en isometría… Adivina.
EL ESTUDIO: Carrasco-Poyatos, M., Ramos-Campo, D. J., & Rubio-Arias, J. A. (2019). Pilates versus resistance training on trunk strength and balance adaptations in older women: a randomized controlled trial. PeerJ, 7, e7948.
Facebook Comments
(Visited 31 times, 1 visits today)