Con mayores, mejor bailar que caminar.

Compártelo con tus compañeros!

Y la verdad que la conclusión del estudio de Esmail y su equipo sobre los beneficios a nivel cognitivo y de calidad de vida en adultos sedentarios de más de 60 años son de aquellos que incluso nos hacen más felices a los entrenadores.

Aunque POR SUPUESTO debemos orientar la programación del entrenamiento en cualquier población a generar los mayores beneficios posibles, dos factores pueden resultar clave a largo plazo:

  1. Adhesión a la Actividad Física.
  2. Pasan un buen rato en situaciones a veces relacionadas con ansiedad y depresión.
  3. Abarca una cantidad de disciplinas muy variadas como incluso el tango (McKinley, 2008), la salsa (Granacher, 2012) e incluso el folclore turco (Eyigor, 2009).

Este estudio, con 41 sujetos (que no es el mejor del mundo, pero empieza a ser ya un número respetable) concluye con unos datos esperanzadores no sólo a nivel cardiovascular (donde el entrenamiento específico igualmente generará mayores beneficios), sino también en respuestas cognitivas y bienestar de los usuarios incluso superior al entrenamiento cardiovascular más genérico (el grupo lo hizo con bicicleta estática), algo creemos también importante si se nos llena la boca al decir “funcional”.

Vistos los resultados, hemos decidido ir un poco más allá y buscar algunos de los estudios más referenciados en cuanto a los beneficios del baile en Adultos Mayores. Tal vez la revisión de Kegoh sea la más conocida (del año 2009), el cual indicaba evidencias de Grado B en la posibilidad de mejorar significativamente su potencia aeróbica, la resistencia muscular de la parte inferior del cuerpo, la fuerza y la flexibilidad, el equilibrio, la agilidad y la marcha a través del baile. Por otro lado, la evidencia de grado C sugirió que el baile podría mejorar la parte inferior del hueso-mineral de la parte inferior de los adultos mayores, la potencia muscular, así como reducir la prevalencia de caídas (hecho estudiado también por Shigematsu o Fernández) y enfermedades cardiovasculares. así como otros riesgos de salud.

Sin embargo, viendo como avanzan las cosas, podemos sospechar que esta revisión puede haber quedado un tanto desfasada (aunque al final los resultados son bastante similares a otras más recientes como la de Hwang en 2015, sobre la que te incluimos la tabla de conclusiones de los estudios recogidos en la misma) dados los grandes avances, por ejemplo, en materia tecnológica. De hecho, un año más tarde el equipo de Studenski hablaba de los beneficios que podían ofrecer los videojuegos interactivos de baile en adultos mayores sanos, eso sí, en un videojuego adaptado a los mismos (no os penséis que los soltasen al Dance Dance Revolution o algo así, sino versiones modificadas como las también analizadas por Smith).

APLICACIONES PRÁCTICAS:

  • Programas de Acondicionamiento Físico basados en baile suponen una alternativa útil en muchos factores y parámetros de salud en Adultos Mayores, no sólo a nivel físico sino incluso psicológico.
  • El mismo tampoco sustituye las necesidades, por ejemplo, de la realización de un Entrenamiento de Fuerza, pero sí suponen un buen complemento.
  • Además, el carácter social del mismo genera mayores niveles de adhesión y fidelización.

REFERENCIAS:

  • Esmail, A., Vrinceanu, T., Lussier, M., Predovan, D., Berryman, N., Houle, J., … & Bherer, L. (2019). Effects of Dance/Movement Training vs. Aerobic Exercise Training on cognition, physical fitness and quality of life in older adults: a randomized controlled trial. Journal of Bodywork and Movement Therapies.
  • Eyigor, S., Karapolat, H., Durmaz, B., Ibisoglu, U., & Cakir, S. (2009). A randomized controlled trial of Turkish folklore dance on the physical performance, balance, depression and quality of life in older women. Archives of gerontology and geriatrics, 48(1), 84-88.
  • Fernández-Argüelles, E. L., Rodriguez-Mansilla, J., Antunez, L. E., Garrido-Ardila, E. M., & Muñoz, R. P. (2015). Effects of dancing on the risk of falling related factors of healthy older adults: a systematic review. Archives of gerontology and geriatrics, 60(1), 1-8.
  • Granacher, U., Muehlbauer, T., Bridenbaugh, S. A., Wolf, M., Roth, R., Gschwind, Y., … & Kressig, R. W. (2012). Effects of a salsa dance training on balance and strength performance in older adults. Gerontology, 58(4), 305-312.
  • Hwang, P. W. N., & Braun, K. L. (2015). The effectiveness of dance interventions to improve older adults’ health: a systematic literature review. Alternative therapies in health and medicine, 21(5), 64.
  • Keogh, J. W., Kilding, A., Pidgeon, P., Ashley, L., & Gillis, D. (2009). Physical benefits of dancing for healthy older adults: a review. Journal of aging and physical activity, 17(4), 479-500.
  • McKinley, P., Jacobson, A., Leroux, A., Bednarczyk, V., Rossignol, M., & Fung, J. (2008). Effect of a community-based Argentine tango dance program on functional balance and confidence in older adults. Journal of aging and physical activity, 16(4), 435-453.
  • Shigematsu, R., Chang, M., Yabushita, N., Sakai, T., Nakagaichi, M., Nho, H., & Tanaka, K. (2002). Dance‐based aerobic exercise may improve indices of falling risk in older women. Age and ageing, 31(4), 261-266.
  • Smith, S. T., Sherrington, C., Studenski, S., Schoene, D., & Lord, S. R. (2011). A novel Dance Dance Revolution (DDR) system for in-home training of stepping ability: basic parameters of system use by older adults. British journal of sports medicine, 45(5), 441-445.
  • Studenski, S., Perera, S., Hile, E., Keller, V., Spadola-Bogard, J., & Garcia, J. (2010). Interactive video dance games for healthy older adults. The journal of nutrition, health & aging, 14(10), 850-852.
Estudios recogidos por el meta-análisis de Hwang respecto a los efectos del baile en Adultos Mayores (2015).
Facebook Comments
(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *