Compártelo con tus compañeros!

Que la gente se nos viene arriba con la música acelerada no es ninguna sorpresa. Tampoco lo es que todo lo que les gusta a la gente que está dentro de la sala les disgusta de igual manera a los que están fuera, seamos sinceros. Pero sí que es verdad que hasta hace muy poco apenas se tenía conocimiento científico al respecto. Sí es cierto que ya habíamos comentado en este mismo blog el efecto que tienen las luces y la música en la resistencia y percepción de fatiga en alumnos de Ciclo Indoor generando una especie de atmósfera aparte que incluso puede llegar a ser peligrosa por el aumento del riesgo de padecer rabdomiosilis.

El estudio publicado esta misma semana por Madigan et cols comparó los efectos del rendimiento entre personas que entrenaban con música a un tempo considerado rápido (130 bpms, y aquí si eres monitor de colectivas ya puedes ver el primer detalle importante) y personas que lo hacían sin música. Los miembros del estudio realizaban tandas de 4 minutos combinadas con descansos de 2 (ratio 2:1) al 80% y 40% respectivamente de la PPO (Potencia pico) comparando la Escala Subjetiva de Esfuerzo con la Frecuencia Cardíaca y el nivel de lactato en sangre.

La condición de la música en el presente estudio provocó un aumento en la duración del ejercicio, la frecuencia de la respiración y la FC, sin influir en el RPE y otras condiciones. Además, se observó una mayor recuperación de la FC después del ejercicio en comparación con la condición de control. Estos resultados apoyan la noción de que la música puede modificar la interacción entre actividad física y percepción de la misma. Los cambios en factores como la frecuencia respiratoria sugieren que esta modificación puede ocurrir a nivel subconsciente. Por lo tanto, los estudios adicionales sobre el efecto de la música en el rendimiento del ejercicio deberían centrarse en los mecanismos fisiológicos responsables de los cambios observados, incluidos los procedimientos potencialmente más complejos (es decir, la resonancia magnética funcional) en lugar de las mediciones psicométricas.

A tener en cuenta:

  • Existen evidencias claras de que música con tempos mayores genera mayor rendimiento físico (Waterhouse, 2010) o en comparación con tempos mmás lentos (Edworthy, 2006)

ENLACE AL ESTUDIO COMPLETO: LINK

REFERENCIAS:

Facebook Comments
(Visited 290 times, 1 visits today)