Compártelo con tus compañeros!

El dolor lumbar crónico es, junto al hombro y la rodilla, una de las zonas con mayor índice de lesiones en levantadores de peso (Siewe, 2011). El mismo puede convertirse en una auténtica pesadilla para cualquier levantador de fuerza (y para cualquier persona en general, vamos). Aunque normalmente en estos casos las modificaciones en el entrenamiento han ido básicamente desde el uso de cinturones de halterofilia (los cuales, según el mismo estudio de Siewe, aumentan los índices de lesión) a la modificación de ejercicios o simplemente a la reducción tanto del volumen como de la intensidad del entrenamiento, no se habían estudiado los efectos que podrían tener los cambios de la planificación del mismo, optando, por ejemplo, por métodos de Periodización Ondulante Semanal, tal y como ha probado este grupo de investigación.

Métodos: Se reclutaron 25 participantes con LBP no específico crónico para participar en el estudio y se dividieron en 6 grupos de entrenamiento con 3 a 5 participantes en cada grupo. Antes del estudio, todos los participantes fueron evaluados mediante cuestionarios estandarizados y validados y un examen clínico. La repetición máxima (1RM), el dolor y la función se evaluaron al inicio del estudio, 8 semanas y 16 semanas. Las entrevistas de los grupos focales se llevaron a cabo al final del estudio. Los participantes entrenaron 2 veces a la semana con entrenamiento de resistencia pesado periodizado utilizando sentadilla, press de banca, peso muerto y remo pendlay (Remo con barra de pie en flexión de cadera-inclinado) con un agarre pronunciado.

Resultados: La diferencia media en la escala de calificación de dolor numérico (NPRS) actual desde el inicio hasta la prueba posterior fue de 1.3, NPRS en las últimas dos semanas 3.4 y NPRS en las últimas cuatro semanas 3.2 respectivamente. En cuanto a la función, el cambio en la diferencia media desde el inicio hasta la prueba posterior en el Cuestionario de discapacidad de espalda baja (ODI) de Oswestrey fue de 3.9 y en el Cuestionario de autoeficacia del dolor (PSEQ) fue de 7.7. El cambio en la diferencia media entre el valor basal y el postest en sentadilla fue de 35,4 kg, en press de banca 17,1 kg, en peso muerto 27,7 kg y en fila pendiente de 12,7 kg, respectivamente. De acuerdo con los resultados cualitativos, sugiere que el estudio tuvo una influencia positiva en varios aspectos de la vida cotidiana, como el dolor, la función, el sueño, el nivel de energía y la interacción social.

Discusión: Este es el primer estudio que utiliza un enfoque de levantador de potencia en la gestión de LBP. En comparación con otros estudios, ningún otro estudio ha utilizado periodización semanal ondulada, así como intensidades que alcanzan el 90% de 1RM. Los mecanismos que contribuyen a las indicaciones positivas observadas en el presente estudio son multifactoriales, pero podrían estar relacionados con el enfoque progresivo, la fase de adaptación, los ejercicios, el modelo de periodización y la alta intensidad.

Conclusión: el entrenamiento con sobrecarga y la periodización semanal ondulada parecían ser un método de entrenamiento factible para este grupo de participantes con LBP crónica no específica. Las indicaciones positivas observadas en este estudio deben investigarse más a fondo en un ensayo controlado aleatorio.

El estudio: Tjøsvoll, S. O. (2018). Heavy resistance training with weekly undulating periodization for individuals with chronic non-specific low back pain-A mixed methods feasibility study (Master’s thesis, NTNU).

OTRAS REFERENCIAS:

  • Siewe, J., Rudat, J., Röllinghoff, M., Schlegel, U. J., Eysel, P., & Michael, J. P. (2011). Injuries and overuse syndromes in powerlifting. International journal of sports medicine, 32(09), 703-711.
Facebook Comments
(Visited 60 times, 1 visits today)