Sesiones breves de entrenamiento de “potencia” mejoran el rendimiento en salto hasta 48 horas después.

Compártelo con tus compañeros!

Uno de los estudios más recientes que tenemos preparados para el próximo día 17 es este de Tsoukos et al, que ha visto la luz hace apenas unas semanas y que comparaba diferentes formas de tapering inmediatamente anteriores a un test de salto (counter-movement jump).
 
17 jóvenes deportistas (promedio 22.7 años) realizaron diferentes sesiones experimentales y de control para comparar los efectos de una sesión de “tapering” (la fase de descarga previa a una prueba-test) en el que se incluían o no 5 series de 4 reps de Squat Jump con el 40% de la RM.
 
Los tests de CMJ dieron mejores resultados cuando se integró la sesión con Squat Jump 24 horas antes, seguidos de la sesión 48 horas antes, seguidos de la sesión sin SJ 24 horas antes y, por último, los peores resultados fueron en la sesión sin SJ 48 horas antes del test.
 
Esto confirma lo expuesto en estudios anteriores y nos da una serie de herramientas prácticas a tener en cuenta:
  • Los mejores resultados en tapering vienen con sesiones de volumen bajo y alta intensidad.
  • Volúmenes bajos de entrenamiento evitan la fatiga del sistema nervioso en días posteriores.
  • También podemos encontrar explicaciones de este hecho mediante dos de los puntos a trabajar en la formación: La Velocidad de ejecución en el entrenamiento de fuerza y la recuperación y activación del sistema parasimpático.
 
El estudio: Tsoukos, A., Veligekas, P., Brown, L. E., Terzis, G., & Bogdanis, G. C. (2017). Delayed effects of a low volume, power-type resistance exercise session on explosive performance. The Journal of Strength & Conditioning Research.
Facebook Comments
(Visited 192 times, 1 visits today)