Revisando el volumen de entrenamiento y Fuerza Máxima

Compártelo con tus compañeros!

Está claro que en este 2017 lo más llamativo está siendo el control del entrenamiento por velocidad de ejecución. Sin embargo, profundizar e ir más allá con el control del resto de parámetros del entrenamiento es tan importante o más.

De hecho, publicaciones de referentes en el “VBT” como Badillo han hecho también infinidad de investigaciones en diferentes aspectos del entrenamiento de fuerza como puede ser el volumen del mismo.

Esta publicación de 2005 está basada en levantadores de categoría junior y tiene en cuenta, a 10 semanas de duración, planificaciones de entrenamiento con 3 volúmenes de entrenamiento diferentes en mesociclos de tipo ondulante (100%, 82% y 63% si tomamos como referencia el número de levantamientos por semana), dando los mejores resultados en cuanto a incrementos de fuerza en el grupo de volumen moderado.

Por supuesto, habría que ver qué sucede con otros perfiles de población y, sobre todo, objetivos diferentes al de la mejora de la fuerza máxima en levantamientos en deportistas experimentados (por ejemplo, si el objetivo es la hipertrofia, seguramente los parámetros cambiarían bastante).

Una vez más, a “abrazar” todos los adelantos que llegan en materia de entrenamiento (precisamente la pérdida de velocidad va a servir, entre otras cosas, para controlar la fatiga), pero sin descuidar lo que ya se había avanzado por otros sitios.

El estudio: González-Badillo, J. J., Gorostiaga, E. M., Arellano, R., & Izquierdo, M. (2005). Moderate resistance training volume produces more favorable strength gains than high or low volumes during a short-term training cycle. The Journal of Strength & Conditioning Research, 19(3), 689-697.

Facebook Comments
(Visited 127 times, 1 visits today)