Efectos de Body Pump (R) vs Entrenamiento Personal vs. Entrenamiento por libre en mujeres obesas.

Compártelo con tus compañeros!

Muy recientemente ha visto la luz un estudio de Rustaden y equipo en el que se comparaban los efectos de 3 planes de entrenamiento de fuerza (con Entrenador Personal, por libre en sala y mediante clases de Body Pump) respecto a un grupo control entre mujeres con sobrepeso y obesidad. Hemos optado por realizar un post revisando el artículo completo más allá del abstract y, sobre todo, sin caer en intereses o casi “partidismos” directos o indirectos.

El periodo de entrenamiento fue de 12 semanas e incluyó a mujeres sedentarias, con sobrepeso (IMC mayor a 25, que ya sabéis que es algo bastante discutible, pero bueno) y entre 18 y 65 años de edad. La división fue en los grupos comentados en la introducción:

  • Grupo control.
  • Realización de sesiones de Body Pump.
  • Entrenamiento Libre en sala, preferentemente con peso libre.
  • Entrenamiento con Entrenador, preferentemente con peso libre.

Se igualaron en medida de lo posible el tipo de ejercicios entre los 3 grupos de entrenamiento, mientras que sí hubo cambios importantes en número de series y repeticiones. Mientras que en Body Pump se llegan a alcanzar un número de repeticiones cercanas a la centena, con pausas de apenas unos segundos dentro de las propias canciones (cada una de ellas orientada a un grupo o zona muscular concreta); en los grupos de entrenamiento en sala se realizó una planificación lineal con cierta progresión especialmente a nivel de volumen de entrenamiento. Además, salvo el calentamiento, no se realizó ejercicio cardiovascular.

Los datos más destacados que dejó el análisis fueron:

  • Los ratios de seguimiento y adhesión fueron mucho mejores en el de Entrenamiento Personal que en el resto, aunque hubo menor pérdida de seguimiento en el Body Pump que en el Entrenamiento por Libre.
  • En cuanto a mejora de RM en la sentadilla, las mismas fueron más significativas en el Entrenamiento Personal que en los otros grupos, aunque las diferencias entre Pump y sala fueron mínimas. Sin embargo, hay que destacar que en resistencia al 70% de la RM el entrenamiento por libre dio muy buenos resultados.
  • En cuanto al Press Banca vemos unos resultados bastante similares, aunque en este caso más igualados entre el Entrenamiento Personal y el realizado en sala por libre.
  • Por último, en cuanto a composición corporal, volvemos a ver el mismo orden de Entrenamiento Personal > Entrenamiento en sala > Body Pump.

Las sesiones colectivas pueden ser una alternativa a la hora de buscar elementos de adhesión al entrenamiento por parte de perfiles sedentarios y que no puedan acceder económicamente (o por otros motivos) a un Entrenador Personal. Sin embargo, algunas de estas actividades, como puede ser el Body Pump (R) incluso teniendo repercusión mundial, deberían incluir una revisión estricta de los parámetros del entrenamiento si en realidad quieren comercializarse como una vía efectiva de Entrenamiento de Fuerza.

REFERENCIA:

  • Rustaden, A. M., Haakstad, L. A., Paulsen, G., & Bø, K. (2017). Effects of BodyPump and resistance training with and without a personal trainer on muscle strength and body composition in overweight and obese women—A randomised controlled trial. Obesity Research & Clinical Practice.
Facebook Comments
(Visited 365 times, 1 visits today)