Compártelo con tus compañeros!

spinA

La Osteoartritis (OA) de rodilla es una de las principales causas de dolor e inhabilitación a nivel de rodilla. Aproximadamente el 30% de los adultos confirman padecerla, teniendo efectos especialmente dañinos a partir de los 55 años de edad. Lesiones previas de rodilla, obesidad o cualquiera de los hábitos cotidianos (personales, laborales o deportivos) pueden potenciar la misma. Obviamente, la prescripción de ejercicio debidamente pautado será una de las maneras para paliar en medida de lo posible los síntomas tanto funcionales como a nivel de dolor.

Además, la práctica de Ciclo Indoor debidamente pautada y adaptada puede ser una gran herramienta al respecto al ofrecer un ejercicio seguro y con un mayor nivel de adherencia al ejercicio que el entrenamiento por libre.

Pues bien, en 2012 se publicó “The effects of group cycling on gait and pain-related disability in individuals with mild-to-moderate knee osteoarthritis: a randomized controlled trial” analizando precisamente los efectos de la realización de 2 sesiones semanales durante 12 semanas en sujetos con problemas de OA.

Los principales ajustes fueron al evitar trabajo con las cargas más elevadas a nivel de resistencia e intensidades elevadas en pedaleo de pie, ajustando la intensidad a nivel cardiovascular (CV) a un nivel aproximadamente entre el 70-75% de la Frecuencia Cardiaca Máxima (una zona 3 suave), adaptando esta intensidad para posteriormente ser “monitorizada” mediante Escala Subjetiva de Esfuerzo.

Las sesiones constaban de calentamiento, parte principal y vuelta a la calma y tuvieron una duración progresiva de 40 minutos en las primeras sesiones para ir aumentando el volumen de las mismas hasta los 60 minutos.

Tras estas doce semanas, estas fueron las principales adaptaciones del grupo de estudio respecto al grupo control:

  • Mejora de la velocidad de paso tanto máxima como preferida.
  • Aumento de aproximadamente un 10% de la fuerza muscular.
  • Descenso niveles de dolor al caminar y en las actividades cotidianas.
  • Descenso niveles de rigidez al caminar.

Por tanto, podemos concluir que, con las debidas adaptaciones correspondientes (y no sólo en la estructura de la sesión, sino en ambientación o elección musical), las sesiones de Ciclo Indoor pueden ser altamente recomendables también en sujetos mayores de 50 años y con problemas articulares como la osteoartritis de rodilla.

REFERENCIAS:

  • Salacinski, A. J., Krohn, K., Lewis, S. F., Holland, M. L., Ireland, K., & Marchetti, G. (2012). The effects of group cycling on gait and pain-related disability in individuals with mild-to-moderate knee osteoarthritis: a randomized controlled trial. journal of orthopaedic & sports physical therapy, 42(12), 985-995.
Facebook Comments
(Visited 766 times, 1 visits today)