Compártelo con tus compañeros!

Bajo el nombre de “Adictos A La Comida Basura” se presenta un libro bastante amplio (supera las 400 páginas, aunque la lectura es ligera) en la que Michael Moss analiza con bastante buen criterio cómo la industria de la alimentación USA ha ido favoreciendo el consumo de comida basura entre su población y, con el paso de los años, la del resto del mundo.

Lo que podemos considerar “vida moderna” surge a partir de los avances industriales enfocados hacia la alimentación: Muchos de los productos de consumo tradicional van siendo sustituidos por otros precocinados (desde productos de desayuno – incluso el zumo de naranja – así como meriendas, cenas – como las pizzas -) que, sobre todo, ahorran horas y horas de cocinado.

Sin embargo encontramos dos problemas principales: La necesidad de alterar completamente la composición original de los alimentos para que puedan soportar las semanas e incluso meses de transporte, almacenamiento y consumo y, por otro lado, una mezcla de necesidad y avaricia que hace alterar sabores e ingredientes para hacerlos, en primer lugar más rentables y también más apetecibles, y aquí es cuando arranca lo peor.

Especialmente la industria del azúcar (y en USA, el relacionado con el jarabe de máiz), la sal refinada y la combinación de grasa con ambos ha sido responsable de disparar los niveles de obesidad y diversas patologías metabólicas y cardiovasculares, aunque el propio periodista autor de este texto, concreta incluso estudios científicos de marketing, reuniones ya sean públicas o secretas así como diversas campañas de auténticos mastodontes empresariales que han generado este cambio en el consumo general.

En definitiva, un libro más que interesante para todo aficionado a la nutrición y a la salud.

Enlace: Adictos A La Comida Basura

Facebook Comments
(Visited 21 times, 1 visits today)