Gin Miller’s Reebok Step. El principio de todo.

Compártelo con tus compañeros!

A los más “bailongos” les parecerá un peñazo.
Los que se pierden siempre preguntarán por qué no se quedó así.
 

Pero, lo encuentres un horterada o una “cutrez”… Estás delante de uno de los vídeos de fitness más vendidos de la historia, en plena fiebre del VHS temático en Estados Unidos.

Y es que no hace tanto tiempo no teníamos más de 6-7 canales de televisión y el vídeo club de la esquina. No había Youtube, páginas de descarga directa, TDTs y los canales vía satélite era un privilegio para los niños bien de la clase. Por lo tanto, la gente cuando quería documentación en vídeo de cierto nivel compraba y pedía. Incluso fuera de España a importaciones donde los gastos de envía multiplicaban el coste del mismo. Sin embargo, se podía marcar la diferencia.

¿Qué ha pasado para que cambie tanto una sesión de Step?

Básicamente sucede una cosa: El step fue creado por Gin Miller a finales de los 80. Gin era una instructor de gimnasia muy aficionada al aeróbic, en aquellos momentos una actividad que supuso una revolución mundial en los gimnasios (por encima de marcas actuales como el Pilates, Zumba o CrossFit). Por una lesión de rodilla fue operada y se le recomendó subir escaleras como ejercicio de rehabilitación. Como había “mono” de aerobic, la Sra. Miller optó por fabricar un pequeño escalón de madera y música en marcha, comenzar a crear pasos acompasados de subida y bajada del mismo. Había adaptado el método popularizado por Jane Fonda a sus circunstancias y, casi sin querer, acababa de inventar el implemento por excelencia de las clases colectivas.

Curiosamente, lo que hace unos años se inventó para rehabilitar rodillas poco más tarde se convirtió en el formato que generaba más lesiones de torceduras o por caídas. Ver para creer y lo que puede llegar a cambiar una especialidad.

¿Cuáles son las principales diferencias con el step actual?

  • La principal: Movimientos completamente controlados.
  • Pasos simples. Cada uno de ellos tiene un nombre y hay infinidad de los mismos (más de 200).
  • No existen métodos de construcción coreográfica. Se trabaja en estilo libre.
  • Step con altura para una mayor intensidad cardiovascular.
  • Música más lenta a lo que estamos habituados en la actualidad.

Y sinceramente, tal y como se ha hecho con el aeróbic en modo “verse-chorus” (estrofa-estribillo) evolucionado con cierto estilo musical, vestimenta de colores y nombre comercial… ya sabéis a lo que me refiero, volver a lanzar este tipo de clases, eso sí, perfectamente actualizado (evitando 55 minutos con timbales a piñón fijo, por ejemplo) puede dar mucho, mucho juego.

Facebook Comments
(Visited 112 times, 1 visits today)