Compártelo con tus compañeros!

10645_558083094237763_1275032117_n

El día que Héctor García haga un taller de biomecánica me apunto… El día que lo haga de Photoshop también!
 

Si nos pillas desde hace pocos días y te interesan estos temas, échale un ojo a los tags (etiquetas) que hay al final del texto y en los que podrás encontrar más posts sobre los temas que tocamos en este 😉

Estamos en época de canción del verano. Y respecto a las mismas creo que una vez escuché la frase más inteligente de Fernandisco (sí, aquel que presentaba la lista del 40 al 1 o el WDM de los 40 y que producía bastante grima a buena parte de la población):

  • Una buena canción del verano es aquella que oyes medio año después y dices “joer, cómo rayos me podía gustar esto”.
  • Como toda moda, sucede y antecede a una tendencia completamente contraria.

Ya os podéis imaginar cuál es la “canción del verano” hoy día en nuestro sector: Los denominados “Métodos intensivos” bajo el nombre que queráis citar.

Me llamó mucho la atención una conversación con un amigo de toda la vida (eramos compañeros del colegio), tocayo mío y que, pese a tener especial habilidad para algunos deportes como el fútbol, nunca ha sido amigo de los gimnasios.

A eso ya de las 12 y pico de la noche y tras cena y correspondiente botella de vino tocaba el turno de ir arreglando el mundo en general y la vida de cada uno en particular. Cuando comenzamos a hablar de gimnasios me suelta un “tío, yo no tengo ni p… idea de lo que hacéis, pero yo lo que veo es que un gimnasio, si no saca cada 2-3 años una mierda nueva, parece que no tiene que funcionar. Que si el spinning, que si el Body tal y el Pilates.” El tono era más de Leo Harlem que de un profesional de la Actividad Física, pero tenía más razón que un santo.

Qué ha pasado con los métodos intensivos. Yo creo que básicamente hay 3 pilares en los que se ha fundamentado un buen que se puede ir de las manos:

  1. Había un sector muy grande de los practicantes que no se identificaban con las tendencias anteriores. Ahora que viene el verano, echad un ojo al libro “tribus” de Seth Godin y entenderéis por qué pongo esto en primer lugar.
  2. Los años del “wellness” y del “body mind” habían descuidado un factor clave del entrenamiento: La intensidad. Hemos hablado del bajo impacto en clases colectivas, de los movimientos contraindicados, de las zonas moderadas como “fat loss” y habíamos convertido muchas sesiones en algo que no distaba mucho de un paseo por el campo, que tampoco está mal pero no producirá muchas adaptaciones que digamos.
  3. Estudios científicos que apuntan a beneficios de entrenamientos tipo HIIT incluso en poblaciones con patologías metabólicas. Y aquí creo que es donde hemos perdido más los papeles: No hemos sabido interpretar los estudios. Primero porque hemos utilizado los tests del estudio como método de entrenamiento directamente y segundo, porque los queremos aplicar de forma inmediata a gente que igual no está preparada ni física ni psicológicamente.

954705_589970091024116_1130227227_n (1)

Y para no marear más con este tema, al que estamos dando muchas vueltas en las últimas semanas, un par de apuntes sobre cosas que he ido leyendo y conversando con uno y con otro:

  • No se puede realizar un ejercicio de ejecución más compleja si el inmediatamente anterior en el continuum de progresión no se hace a la perfección (Tema 3 del curso Fitness Group SEA). No subas a un Bosu a una persona que no se aguanta de pie a una pierna!
  • Si tenemos un cliente con patrones compensatorios (en el link del propio texto te explicamos mejor la jugada) y realizamos ejercicios integradores, compuestos, multiplanares… No haremos más que favorecer dichos patrones, produciendo mayores descompensaciones musculares.
  • Que no se te parta el brazo durante la clase no quiere decir que no estés lesionando a tu cliente. Ten esto muy, muy claro.
  • En caso de duda, queda en el ejercicio inmediatamente más sencillo.
  • Necesitamos herramientas de valoración a todos los niveles: Con clientes de PT y con cualquiera que venga a un gimnasio. Ser capaces de detectar cualquier potencial disfunción para derivar al profesional correspondiente.

Recuerda que por lanzar más fuerte no hay más opciones de acertar en la diana.

933876_546496962080624_1676872046_n

Buena composición de los chicos de Elements 🙂

Facebook Comments
(Visited 22 times, 1 visits today)