Buenos días! Revisando presentación de Entrenamiento en Suspensión (formación que ya de nueva tiene poco, pero sigue funcionando muy bien), le hemos hecho un añadido dadas las dificultades que tenemos para sacarle máximo rendimiento al implemento a la hora de, por ejemplo, controlar ya no sólo la intensidad, si no la fatiga.
 
Sin embargo, ya sin entrar en aspectos varios (origen, si es central o periférica, etc), vemos que ya a fecha de hoy tenemos varios mecanismos probados y validados que nos pueden ser útiles con nuestros grupos de clientes:
 
  • Mediante escalas RPE de esfuerzo o la “Total Quality Recovery”, basada también en Börg.
  • Mediante la bajada de pulsaciones en las pausas.
  • Mediante la ejecución de los ejercicios.
  • Mediante la pérdida de velocidad de ejecución de los mismos.
  • Mediante cuestionarios como el “Mood Stress” o el “Recovery-Stress Questionnaire for Athletes”, aunque igual nos quitan demasiado tiempo.
  • O incluso entre sesiones con las diferentes herramientas o aplicaciones que miden el Ratio de Variabilidad del Pulso.
 
Todas ellas herramientas bastante sencillas y de bajo coste, estando al alcance de cualquier entrenador 🙂

Buenos días! Hoy os presentamos una variante de uno de los ejercicios más exigentes en suspensión, el “pike” o V invertida. Al movimiento convencional le hemos añadido -SIN INERCIA- una pequeña fase de extensión de hombro (para entendernos, lo que vendría a ser un pull over en polea) que aumenta la implicación de conjunta de serratos, dorsal ancho y redondos en sinergia con el CORE.

Eso sí, evita hacer trampa aprovechando el impulso del hombro para realizar la fase de encogimiento. Por supuesto, mantenimiento del neutro de columna durante el ejercicio y, a nuestro modo de ver, soltar aire también en la fase de encogimiento.

Buenos días! Hoy os presentamos un ejercicio en suspensión que supone todo un desafío a nivel de estabilización en rotación: El encogimiento unilateral invertido.

Si bien la variante con los dos pies sujetados es todo un clásico del entrenamiento en suspensión, el agarre a sólo un pie, mientras el otro acompaña durante toda la fase del ejercicio, multiplica la necesidad de activar al máximo oblicuos y transverso.

– Hazlo sólo si dominas a la perfección la regresión de otros ejercicios en rotación.
– Hazlo sólo si tienes ganas de notar el abdomen al máximo.