Estos contenidos forman parte del Webinar de Actualización del CORE que hemos creado junto a SectorFitness. Tienes más información del mismo clickando AQUÍ!

Pese a que la plancha abdominal es uno de los ejercicios más recomendados para el entrenamiento global del CORE, sí hemos podido ver por diferentes estudios que el mismo (aunque mejora y mucho la eficacia de otros ejercicios convencionales) no es precisamente el #1 a la hora de activar cierta musculatura como puede ser el recto anterior. Si bien es cierto que necesita cierto control y calidad de ejecución por parte del cliente o de nosotros mismos, dado que para nada es el ejercicio más sencillo de “abdomen”, es necesaria la introducción de ciertas variaciones para aumentar y mejorar el estímulo siempre que estemos preparados para ello.

El mayor error que puedes ver tanto en usuarios como en los propios instructores es alargar y alargar la duración de la plancha hasta que la fatiga rompa la ejecución correcta de esta. Incluso en ocasiones vemos “retos” en los que se acaba proponiendo realizar una repetición de varios minutos de duración. Tenemos que ser conscientes que, a partir de los 12-15 segundos en esta posición la tensión arterial y torácica se dispara y que no es conveniente hacer repeticiones tan largas.

Hoy (2014) mismo leíamos este post de Bret Contreras (LINK DIRECTO) a su vez citando el estudio de Brad Schoenfeld que analiza las diferencias de activación muscular (Electromiográfica) entre la plancha convencional y una variante específica en la que se coloca el apoyo de brazos con mayor flexión de hombro así como cierta retroversión pélvica. En la imagen inferior (BretContreras.com puedes la plancha convencional (A), variante de retroversión pélvica (B), de cambio de posición de brazos (C), y la combinación estudiada (D).

En esta línea y también de Bret Contreras recomendamos el libro “Anatomía del entrenamiento de la fuerza con el propio peso corporal: Guía ilustrada para mejorar la fuerza, la potencia y la definición muscular que curiosamente sí ha tenido tradución al español.

Plank Variations En las imagenes posteadas a continuación puedes ver de forma escrita y gráfica las diferencias de activación entre los diferentes grupos musculares y las variaciones expuestas. Destacar en este caso, tal y como vimos hace unos días al analizar el entrenamiento en suspensión, que a diferencia de este, en el caso de las planchas sobre superficie estable SÍ PARECE EFICIENTE aumentar el grado de flexión de hombro como forma de incremento del estímulo.Chart Graphs

Además, te proponemos varias de las variaciones de planchas que mejores resultados nos están dando en nuestras sesiones. Eso sí, vigila (y mucho) que el cliente sea capaz de conservar en todo momento su neutro de columna así como una correcta alineación de hombros/escápula; activación de cuadriceps (para no trampear con el psoas), etc. Si no es capaz de mantenerla NO VALE LA PENA introducir progresiones de inestabilidad, movimiento, apoyos, etc.

Estas son las variaciones que proponemos:

  1. Regresiones y variantes más sencillas:

  • Plancha & rotación a plancha lateral en pared. Una de las favoritas de Stuart McGill y Mike Reinold, es una regresión de la ya más vista transición de plancha frontal a lateral. Esta regresión es muy útil para personas con muy mala propiocepción y control del centro como paso intermedio de los ejercicios más básicos (observa incluso las maniobras básicas de Bracing y Hollowing) a los ejercicios más complejos.
  • Apoyo de 1 pie y 1 rodilla. Creo que no es necesario hacerte leer este post para pensar en que hacer la plancha con un apoyo de rodillas es más fácil que de pies. Pero poca gente cae en que mantener un apoyo de un pie y una rodilla puede ser también útil, siempre y cuando cambies la rodilla de apoyo.
  1. Progresiones y variantes más complejas:

  • RKC Planks. El mismo consiste principalmente en apretar una pierna contra la otra, antebrazos hacia abajo y pies hacia arriba, incrementando así la fuerza de antiextensión. Esta es relativamente fácil para el cliente.
  • LLPTP Plank. Es la comentada en el estudio de Schoenfeld y aquí tienes el enlace al vídeo. Aquí también se exige (aunque no salga en el texto original) bastante activación de Serrato Anterior y glúteo. Si no, no sale bien.
  • Prone Bridge Arm Walk. Un cambio de 4 apoyos a 3 con una flexión de hombro/extensión de codo. En este caso, la “trampa” más común es la rotación de tronco para ayudar al brazo de apoyo.
  • Superman Planks. No confundir con el “supermán” de extensión de brazo y pierna contraria en cuadrupedia (bird-dog para algunos). Aquí alargamos completamente la palanca con una flexión de hombro de 135-150º implicando mucho más de paso a serratos, dorsal e incluso pectoral.
  • Renegade Rows. Ejercicio que se está empezando a ver y que, al igual que el Arm Walk consiste en un paso de 4 apoyos a 3 (un brazo fuera) que en este caso realiza un remo con mancuerna.
  • Cambios de posición y desplazamientos de manos y piernas. Tanto la eliminación de un punto de apoyo como el propio movimiento son dos formas de generar más inestabilidad y progresar el ejercicio.
  • Planchas en deslizamiento. Los “slides” y “gliders” van y vienen en el sector, en caso de no encontrar puedes utilizar dos toallas o incluso trozos de papel de celulosa en una superficie que resbale. Esta posibilidad nos dará una variante a medio camino entre la plancha y los ejercicios de rueda (roller) tan complicados, trabajando mucho el componente excéntrico.
  • Fallouts y Flutters en suspensión. En una línea similar encontramos dos variaciones de la plancha en suspensión, además de la clásica en la que se apoyan pies en las asas. En este caso se hace un gesto muy similar al del deslizamiento o roll (excéntrico en caída) con los dos brazos (fallout) o de forma alterna (Flutter).

¿Quieres una webinar de actualización con base científica y práctica para tus entrenamientos de CORE? HAZ CLICK AQUÍ y accede a la formación que hemos preparado junto a SectorFitness European Academy.

REFERENCIAS:

Schoenfeld et cols (2014) An electromyographic comparison of a modified version of the plank with a long lever and posterior tilt versus the traditional plank exercise

Reconozcámoslo: El pecho es uno de los puntos clave que marca tanto el torso como la anatomía en general de los hombres así como uno de los sitios en el que primero nos fijamos en la mujer. Quitarse el vulgar aspecto de “tetillas” y lucir un pecho fuerte y marcado es el deseo de muchos de nosotros, por no decir todos.

En las próximas páginas vamos a ver cómo puedes mejorar al máximo posible esta parte del cuerpo, tanto a nivel de musculación como de otros aspectos un tanto descuidados y que nos van a ser de gran ayuda. Aunque sinceramente, no queremos engañarte, no vayas a pensar que haciendo un par de ejercicios gimnásticos dos veces por semana te vaya a cambiar el aspecto. Comencemos.

¿Qué entendemos por pecho? Para saber exactamente de qué estamos hablando y lo que vamos a trabajar, debemos primero hablar de manera breve y general de la zona del pecho, tanto en chicos como en chicas.

CHICAS:

En este caso, el pecho presenta lo que se conoce como glándulas mamarias: Son un conjunto de tejido graso, fibroso (muscular) y nervioso, siendo la mama la propia glándula de secreción. El principal hándicap que nos vamos a encontrar a la hora de mejorar el aspecto de nuestro pecho se basa en una serie de factores que pueden haber hecho cambiar mucho la fisionomía del mismo en poco tiempo: subidas y bajadas de peso, embarazos… Ahí nos encontraremos con un pecho de aspecto caído en la mayoría de ocasiones y tampoco podremos obrar grandes milagros.

CHICOS:

Una vez puntualizado el principal factor diferenciados entre sexos, también debemos repasar algo más a nivel anatómico en cuanto a musculatura se refiere.

Lo que conocemos como pecho es realmente el pectoral mayor (existe un pectoral menor así como otros músculos en la zona), un músculo denominado grande, plano y con forma de abanico que va desde el borde anterior de la clavícula y se inserta en el esternón, así como en los cartílagos de las costillas y costados. La musculatura como tal es común en hombres y mujeres siendo la diferencia entre ambos la presencia de la glándula mamaria en mujeres.

EL EFECTO MILAGRO

Ya te hemos comentado anteriormente que tampoco podemos pretender cambiar nuestro aspecto de la noche a la mañana, pero si tenemos en cuenta una serie de factores que en más de algún caso nos sorprenderá, algo conseguiremos.

pechopalomoY es que el aspecto del pecho depende tanto del propio pectoral como de todo lo que le rodea, como suena. Uno de los casos más antiestéticos en este caso es la desproporción que presentan muchas personas con respecto el resto del cuerpo. Un pectoral muy desarrollado con unos brazos excesivamente pequeños, una barriga que sobresale por delante o una espalda estrecha no servirá para nada.

Además, quién más quién menos ha visto casos en los que chicas se realizan implantes de silicona desproporcionados a su espalda y resto del cuerpo, dando un aspecto hasta surrealista y, en el fondo, poco atractivo.

Es por ello por lo que deberemos tomar nuestro plan como un entrenamiento completo e integrado, pudiendo enfatizar más o menos algunas zonas, como es el caso, pero sin descuidar el resto del cuerpo.

El otro factor diferencial con el que vamos a trabajar se basa en el que un buen entrenamiento no sólo consistirá en realizar ejercicios de musculación, sino en estirar tanto el pectoral como otros grupos que lo necesitan así como mantener un buen grado de movilidad del mismo, sin descuidar, como no, el trabajo cardiovascular para quemar “chicha”.

¿Por qué decimos esto? El pectoral es un músculo de los denominados tónicos. Esto quiere decir que para mantener posiciones cotidianas durante espacios prolongados de tiempo, como ahora mismo yo que os estoy escribiendo estas líneas desde un ordenador, el pectoral deberá trabajar mínimamente. Ello conlleva un riesgo de sobrecarga o “acortamiento” (aunque este término es más que matizable), llevando los hombros hacia delante (en el fondo el movimiento es de rotación interna) especialmente por acción del Pectoral Menor entre otros, haciendo parecer el grupo más pequeño y lo más antiestético: proporcionar un aspecto de jorobado al que padezca dicho acortamiento.

Estos casos son muy habituales en personas con vida sedentaria o incluso, siendo más curioso, en chicas que en la adolescencia cogen complejo de pecho muy desarrollado, por lo que, inconscientemente, llevan los hombros hacia delante para intentar no llamar la atención.

Por lo tanto, será más que interesante estirar el pecho después de cada sesión e incluso en otras situaciones si estamos dentro de los grupos de riesgo antes mencionados.

ENTRENAMIENTO CARDIOVASCULAR.

Va a ser de vital importancia, dado que si tenemos tejido graso que recubra la zona, no se va a poder ver un pectoral bien desarrollado, mostrando un aspecto poco definido o, como se conoce en los círculos del fitness, “borrado”.

Trabajaremos respecto a nuestras necesidades, genética y caracterísiticas propias de cada uno de nosotros: Si eres de naturaleza muy delgada, realizar mucho ejercicio físico incluso te puede perjudica. Por el contrario, si tu tendencia es hacia el sobrepeso, un correcto entrenamiento cardiovascular más que importante se va a convertir en imprescindible. Recuerda que los depósitos de tejido adiposo se pierden de manera generalizada y que es prácticamente imposible adelgazar en un punto concreto de nuestra anatomía.

A partir de ahí enfocaremos una variación de peso hacia nuestro guarismo ideal. Si quieres resultados duraderos y que no perjudiquen tu salud, procura no perder más de entre 800 grs. Y 1 kg. de peso por semana.

EL ENVOLTORIO

Ya te lo hemos comentado anteriormente de poco o muy poco nos va a servir machacarnos el pecho si no tenemos un buen trabajo en los otros grupos musculares que marcan la anatomía del torso. Repasemos brevemente cuáles son:

Abdominales: El talón de Aquiles de mucha, mucha gente. Recordad que va a ser imprescindible ir lo más limpios posible de grasa y realizar un completo y adecuado trabajo de abdomen y CORE, ya no sólo por el aspecto estético del mismo, sino como protección y refuerzo en el trabajo de fuerza de cualquier otra zona. Además, un abdomen fuerza nos permitirá mayor estabilidad y “tirar más” en los ejercicios de pecho sin miedo de dejarnos la lumbar en el intento.

Musculatura clavicular: Con este bonito palabro englobamos la musculatura de la porción superior del trapecio (el tramo que va del cuello al hombro) y el deltoides. Los mismos ayudan a presentar un aspecto de espalda ancha así como marcan la forma o estética del brazo. Un trapecio muy desarrollado dara una imagen de hombros caídos o cortos. También debemos tener en cuenta que, una vez más, hay que ir finos de cintura y trabajar correctamente…

Musculatura dorsal: Dorsal ancho, redondo mayor, romboides… La musculatura de la espalda es un complejo grupo que requiere un estudio mucho más amplio. Eso sí, ya te adelantamos que necesitarás darle caña a esta zona, tanto para evitar problemas lumbares y cervicales, como para dar, por compensación, un aspecto más amplio a nuestro pectoral, así como la tan ansiada forma de X que casi todos buscamos.

Brazos: Aquí un breve y último consejo antes de pasar al entrenamiento pectoral propiamente dicho. Muchos de nosotros nos hemos pasado horas y horas y sobreesfuerzos intentando desarrollar mucho el bíceps para conseguir un aspecto musculado y de brazo grande… cuando en realidad, el músculo principal a la hora de marcar el tamaño de nuestros brazos es el tríceps. También debemos recordar que el tríceps es el grupo que, junto a la parte anterior del deltoides, más ayuda al pectoral en su entrenamiento. No vale la pena dejarlo de lado.

MANOS A LA OBRA.

Bueno… creo que ahora ya nos podemos dar de sobre por avisados y ver que nuestro objetivo no se va a conseguir simplemente con dos mancuernas. Si estás de acuerdo, has dado el paso más importante.

Ahora ya es el momento de hablar concretamente del entrenamiento pectoral, de qué series, repeticiones y ejercicios nos van a ayudar más en unos casos u otros, cómo entrenar, cómo descansar. Llegamos al punto más interesante de la película.

Pero frena y piensa: Si es la primera vez que te enfrentas a un plan de musculación con cargas o resistencias, deberás dedicar las 2-3 primeras semanas a realizar una rutina de acondicionamiento físico generalizado, para ir acostumbrando al cuerpo al trabajo con las mismas y realizando un ejercicio por grupo muscular, a 12-15 repeticiones y con unas 3-4 series (aunque en este caso estamos generalizando, no tiene por qué ser siempre así).

El pecho como grupo muscular es uno de los que más gusta entrenar por el género masculino, dado que no es excesivamente doloroso e incómodo respecto a otros como los de la pierna, se puede tirar relativamente bastante peso como por ejemplo en el press de banca y ofrece una gama de ejercicios numerosa y entretenida.

El pectoral se ayuda principalmente, como hemos comentado un poco más atrás, de tríceps y parte superior del deltoides en la mayoría de movimientos, así como requiere de un trabajo de estabilización por parte, entre otros, de la musculatura abdominal.

Respecto a las series y repeticiones, deberán ir completamente en consonancia con lo que deseemos. Si nuestro trabajo es de hipertrofia (musculación), trabajaremos con un mínimo de 4-5 ejercicios con 3-4 series por cada uno de ellos y en unas repeticiones que oscilarán entre las 6 y las 10 y con un descanso medio-largo entre cada una de ellas.

Eso sí, las series de calentamiento son realmente necesarias antes de cualquier ejercicio mínimamente intenso y aquí no va a ser menos. Realiza una primera con una carga mucho más liviana y no la cuentes como serie, que no vale.

También será interesante, con el objetivo de sorprender al músculo, de no limitarse a realizar siempre la misma sesión durante un periodo prolongado de tiempo. Tendrás un punto a tu favor cambiando ejercicios, ángulos, posiciones e incluso alguna pequeña modificación en series y repeticiones para no acostumbrarse y evitar el “estancamiento”.

Un desarrollo completo requiere un entrenamiento completo: Cambia los ángulos y materiales de trabajo y saldrás ganando.

Si buscamos un trabajo de más definición, las series deberán ser algo más largas y con menos descanso entre las mismas (no más de un minuto y medio) orientando el entrenamiento a lo que se entiende como fuerza resistencia.

Por último, destacar que un ejercicio a una intensidad a la que se puedan hacer más de 24-25 repeticiones sin demasiado esfuerzo no resultará interesante por los pocos cambios o mejores que nos vaya a ofrecer.

Además, también cabe destacar que en el entrenamiento de hipertrofia o de fuerza (que no hemos comentado ya que no está en los objetivos del artículo que tratamos), necesitamos dejar un periodo de recuperación del mismo que vaya, como mínimo, con 48-72 horas entre sesión y sesión. Esto quiere decir que no debemos entrenar el pecho (o cualquier otro grupo muscular, a excepción del abdomen) más de dos veces por semana si realmente queremos desarrollarlo de manera óptima, así que olvídate de las locuras que vemos en muchas personas, machacando el mismo grupo muscular día tras día buscando una quimera.

Vamos a dividir los ejercicios en movimientos compuestos o de tipo poliarticular y otros considerados de aislamiento o específicos. Te recomendamos que te inicies con los primeros y que, en niveles avanzados, juegues con una combinación de ambos, comenzando con los más generales y rematando la faena con ejercicios aislados que den un punto más de esfuerzo.

Los ejercicios que llamamos “compuestos” se basan en movimientos básicos y que, además del músculo principal, reciben gran parte de trabajo de los sinergistas o auxiliares. Los diferenciarás de los aislados porque generalmente te servirán para mover grandes cantidades de peso y no darán la sensación de “quemazón” que ofrecen estos últimos.

Recordarte que también podemos realizar modificaciones tanto en los ejercicios (peak contraction, trampa…) como en las series, incluyendo métodos más avanzados y complejos (pirámides, multiseries…) según el objetivo concreto y, sobre todo, nuestro nivel y capacidad de entrenamiento.

Por último y más importante: El desarrollo muscular y estético, tanto en el entrenamiento como con otros factores (dieta, descansos) tiene un marcado carácter genético y, sobre todo, individualizado. No caigas en el típico error de coger un entreno de un campeón culturista y aplicarlo a tus sesiones si no quieres caer rápidamente en el fracaso.

EJERCICIOS COMPUESTOS O POLIARTICULARES:

-Press de banca: En mi modesta opinión, probablemente el ejercicio “rey” de las salas de musculación y el favorito de buena parte de los practicantes del entrenamiento con cargas. El mismo ofrece una gran cantidad de variantes, según ángulos, maquinaria o ejecución. Si queremos un buen desarrollo del pectoral… coge un par de ellos.

El movimiento consiste en lo siguiente: Partiendo de la posición de tendido supino (tumbado boca arriba) intentaremos “empujar” la resistencia hacia el techo.

Según material: Podemos trabajar variantes con barra o mancuernas, además de la máquina de discos (un soporte que nos proporcionará mayor seguridad si entrenamos solos) así como la máquina Multipower, de gran ayuda y muy bien considerada por los expertos.

Según posición: Si dejamos el banco plano o alteramos su ángulo vamos a enfatizar más nuestro trabajo en unas fibras musculares u otras. Llevando el banco a una posición inclinada (cabeza por encima de la cadera), las fibras superiores del pectoral, así como la parte anterior del deltoides recibirán mayor tensión. Si por el contrario, declinamos el banco (cabeza por debajo de la altura de la cadera), la tensión será mayor en las fibras inferiores.

Fondos o flexiones: Otro de los reyes de la sala que creo no es muy necesario explicar. Eso sí, presta especial atención a la alineación de la columna para evitar problemas o lesiones así como tener muy en cuenta el ángulo de apertura de brazos para conseguir un trabajo en mayor medida de deltoides o pectoral.

La variante más conocida se realiza en suelo pero existe un ejercicio que también puede resultar muy interesante en gente con cierto grado de entrenamiento: Los fondos en barras paralelas. Eso sí, piensa que en esta ocasión vas a tener que tirar completamente todo el peso del cuerpo (e incluso algunos discos o pesos de “propina”), por lo que no lo puede hacer cualquiera.,

EJERCICIOS DE AISLAMIENTO.

Aperturas: Movimiento consistente en una aducción en el plano horizontal del brazo, es decir, en “abrir” los brazos en la fase negativa y cerrarlos en la fase positiva (cuando nos toca hacer fuerza).

En este caso podemos realizar modificaciones respecto al ángulo (al igual que en los presses) y con el material utilizado con resistencia: mancuernas, poleas de cable o incluso bandas elásticas.

Aparentemente es similar al press pero resulta un ejercicio mucho más costoso y algo más incómodo por la gran tensión que pueden llegar a recibir los hombros, aunque también ofrece una serie de variantes que pueden activar en mayor manera las fibras más cercanas al esternón (centrales).

Pullover: No nos referimos al jersey… La fase inicial del movimiento de Pull-Over con mancuerna y de tumbado (el tramo que va de la cabeza al pecho) exige un trabajo de pectoral diferente al de otros ejercicios y que también puede resultar interesante como complemento de otros movimientos. Este mismo ejercicio realizado en polea y con otro ángulo de trabajo será enfocado hacia la espalda.

Cruces con polea: Otro interesante ejercicio que, a diferencia de los otros, se realiza de pie y ofrece un rango de movimiento bastante grande.

En el mismo también podemos modificar el ángulo del cable (resistencia), siendo otro de los favoritos de los practicantes asiduos en el gimnasio.

Máquinas Peck-Deck, press sentado y similares: Simulan movimientos de press de banca o aperturas con distintos ángulos de posicionamiento, con las ventajas supuestas de seguridad y comodidad que ofrecen las máquinas sacrificando cierto grado de intensidad en el ejercicio.

Se recomiendan en niveles iniciales de entrenamiento o como ejercicio “complementario” en niveles avanzados.

En definitiva, posees una serie de armas tanto con el entrenamiento como con otras vías que te pueden resultar de gran ayuda, todo dependerá de tu grado de disciplina y entrega, no sólo con las pesas, sino con la alimentación y otros hábitos como la higiene postural. Está en tus manos.

 

cronobesidad

Buenos días! Puede resultar fácil pensar que, como cuando dormimos no hay lo que concebimos a pie de calle como Actividad Física, el sueño tampoco va a ser un factor importante en el control de peso. Pues, en bastantes casos (y sí, también habrá gente obesa durmiendo mucho y gente durmiendo poco en normopeso), fijaos el caos fisiológico que se puede comenzar a crear cuando llevas varios días durmiendo poco o cuando tienes regularmente un desajuste horario de sueño (trabajo u ocio).

Menor secreción de Hormona de Crecimiento, menor sensibilidad a la Insulina y a la Leptina así como aumentos en diversos factores delicados, incluida la ingesta de snacks o, hablando a lo bruto, “porquerías varias” además de una serie de factores indirectos: Consumo de cafeína u otros estimulantes, menor Actividad Física durante el día… Y todas las reacciones en cadena que se nos puedan imaginar dependiendo del individuo.

Tenéis las referencias de los meta-análisis revisados, el primero es (Kim) es fácil de encontrar en dominio público (The Impact of Sleep and Circadian Disturbance on Hormones and Metabolism) mientras que el de Laermans puede ser alquilado por escasos 5 euros sumando a su vez una cantidad de referencias ambos brutal.

¿Nos vemos el 6 de Febrero en Madrid?

Trainer_logo

En materia de entrenamiento, el Ejercicio Interválico de Alta Intensidad está ganando adeptos debido a los resultados que ofrece incluso en periodos más breves de tiempo respecto al cardiovascular continuo más clásico. Dado que ya son conocidos muchos de los estudios publicados al respecto, en este texto revisaremos brevemente algunos de los más destacados que analizan directamente sus efectos en personas con sobrepeso y obesidad.

Así encabeza el artículo que hemos tenido honor de redactar para la revista Trainer Spain. Te dejamos abajo el enlace para acceder al mismo de forma íntegra.

Link: Revista Trainer.

Ya estamos en plena preparación del I Simposio de Entrenamiento y Obesidad con 3 compañeros de primer nivel: Walter Suárez, José Vidal e Iván Chulvi. Durante estos días todos ellos nos comentarán sus experiencias y opiniones entrenando a este perfil de clientes, empezando por Iván, Doctor en CCAFYD por la Universidad de Valencia y con diferentes investigaciones científicas a sus espaldas. Además, colabora con diferentes empresas relacionadas con el Entrenamiento Personal además de ser Director Técnico de SEA Valencia. Un placer 🙂

– Cuál es tu experiencia personal en clientes con sobrepeso y obesidad.

Llevo más de 10 años como entrenador personal, en los que he tenido la oportunidad de colaborar activamente en los objetivos de pérdida de peso, desde casos con orientación estética hasta casos de obesidad mórbida -en los que he colaborado junto al servicio de medicina, nutrición y psicología-. He acompañado a estas personas en el camino por lograr sus objetivos y metas. Actualmente, colaboro en una clínica ginecológica en la que se ha abierto un servicio de obesidad y atiendo habitualmente casos de sobrepeso y obesidad.

– Qué aspectos te han sorprendido con los mismos.

No se puede generalizar, pero he podido comprobar la importancia que posee la esfera psicológica y social en muchos de los casos. Y considero, por mi experiencia, que nuestro papel en ese sentido es primordial, debemos acompañar y empatizar con estas personas para que no se sientan solas en su camino.

– Cómo crees que ha cambiado el concepto de Entrenamiento Orientado con este perfil de cliente.

Considero que los cambios, como en cualquier otra situación particular, evolucionan con la ciencia, y en los últimos años la ciencia nos ha aportado muchos datos al respecto. Antes eramos fieles creyentes en los programas de ejercicio aeróbico moderado mantenidos y actualmente hay propuestas de entrenamiento interválico de alta intensidad, con más que prometedores resultados. Pero, bajo mi punto de vista, la inclusión de los programas de acondicionamiento neuromuscular ha sido un salto muy grande en los programas de ejercicio orientados a este perfil de cliente.

– Qué le cuesta más al cliente obeso en el gimnasio

De nuevo no hay que generalizar. Pero como norma considero que le cuesta levantarse del sofá. Y esto se debe a aspectos de motivación. Pero cuando está motivado-a, en ocasiones no sabe donde acudir para que le orienten en a lograr su objetivo. Piensan que el gimnasio no es el lugar adecuado, porque es para “cachas” y gente en forma.

Por otro lado, si no diseñamos adecuadamente nuestro programa de ejercicio, las sesiones extenuantes pueden ser desmotivantes para un perfil de persona con sobrepeso y obesidad. Por lo que, el ejercicio deberá ajustarse también a este parámetro para que el propio programa de ejercicio no suponga una barrera más.

– Hacia dónde crees que debe avanzar la investigación.

Hacia muchas direcciones. Necesitamos mucha información porque la obesidad es multifactoral. Pero actualmente la cronodisrupción, el descubrimiento de la influencia de los genes candidatos de la obesidad y el microbioma son tres líneas de gran interés para la investigación.

A nivel de nutrición creo que la investigación sobre alimentos funcionales resultará de gran valor.

– Qué debería cambiar un entrenador en sus estrategias convencionales.

No se puede juzgar a ningún entrenador-a, pero para aquellos-as profesionales que no lo integren dentro de sus intervenciones recomiendo la realización concienzuda de una entrevista inicial, orientada no sólo a los aspectos de la esfera física, sino también a la esfera psicológica -con especial énfasis sobre la motivación y autopercepción-.

A partir de ahí, creo que deberíamos abandonar un poco (y con quien sea posible o recomendado) el papel de entrenador-a y adquirir un rol de acompañante asesor. El abordaje del sobrepeso y la obesidad se lleva a cabo 24 horas al día.

– Ordena por importancia: Nutrición/Entrenamiento/Habilidades Emocionales

Creo que se intuye mi contestación por las anteriores, pero lo concreto:

1-. Habilidades emocionales.
2-. Nutrición.
3-. Ejercicio.

Pero me gustaría incidir que la jerarquía de importancia se debe establecer tras la evaluación pre-activa inicial. A cada persona se le deberá dar importancia en los diferentes parámetros en función de su estado inicial.

– Por último, por qué tiene que asistir un entrenador/instructor/técnico al Simposio?

Creo que es un evento donde hay profesionales que trabajan diariamente con estos casos, y están involucrados en equipos multidisciplinares. Este valor añadido de la experiencia es muy grande. Adicionalmente, los ponente son profesionales de reconocido prestigio que están a la vanguardia científica, por lo que estoy seguro que nos avanzarán hitos y aspectos relacionados con el sobrepeso y la obesidad que serán sorprendentes.

Además la orientación práctica, aportará herramientas a los/las profesionales de ejercicio físico para que el lunes siguiente pueden comenzar aplicarlas -tras un análisis y ordenación de todo el contenido el domingo claro esta jejeje-.

Personalmente tengo muchas ganas de escucharlos a todos.

Entrenamiento Obesidad

José Vidal es Director Técnico de SectorFitness European Academy, además de dirigir su propio estudio de Entrenamiento y colaborar con diferentes entidades y empresas. Impartirá los contenidos relacionados con Coaching Personal en el I Simposio de Entrenamiento y Obesidad SEA de este próximo sábado en el Hotel NH Ventas

– Cuál es tu experiencia personal en clientes con sobrepeso y obesidad.

Los últimos años he estado trabajando principalmente con problemas raquídeos y perdida de peso. En la actualidad trabajo en una clínica ( sha wellness clinic) en la que el programas de pérdida de peso es uno de los más demandados y en el estudio de entrenamiento personal que poseo en Benidorm no son pocas las altas solicitando “ayuda” con esta problemática…

– Qué aspectos te han sorprendido con los mismos.

En los últimos tiempos he entendido que el obeso no tiene sólo un problema físico. Cree que ES obeso y no que ESTA obeso… Una patología multifactorial como la obesidad es algo más complejo de lo que parece.

¿Qué le cuesta más al cliente obeso en el gimnasio?
El obeso es un cliente que debe reaprender. Eso no es tarea simple. Esta condicionado por creencias limitantes en su consciente y/o subconsciente.

¿Hacia dónde crees que debe avanzar la investigación?
La investigación ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Hemos pasado de recomendar programas de ejercicio cardiovascular a neuromuscular y estamos considerando la importancia de los procesos relativos a mantener la motivación al cambio.

Pero la clave está en como piensa y siente el cliente. Creo que nos queda mucho por saber en lo relativo a los procesos de transformación de la conducta.

¿Qué debería cambiar un entrenador en sus estrategias convencionales?
Debe ser coherente. Se nos llena la boca a la hora de hablar de la individualización del entrenamiento pero luego queremos aplicar recetas. Los programas convencionales no funcionan con estos clientes. No todo es entrenamiento. El día tiene 24 horas…..

Ordena por importancia: Nutrición/Entrenamiento/Habilidades Emocionales
Habilidades emocionales, nutrición y en último término entrenamiento. Sin ninguna duda.

Por último, ¿por qué tiene que asistir un entrenador/instructor/técnico al Simposio?
No entiendo que alguien que dice ser entrenador, instructor o técnico no asuma el compromiso de la actualización constante. Quién no dedica tiempo de su vida profesional para la formación y el reciclaje no ejerce profesionalmente. Este evento por temática, comunicadores e información es una oportunidad para desarrollarse con éxito en una problemática que empieza a desbordar nuestros entornos….

Tienes más información sobre el Simposio en el SIGUIENTE ENLACE.

Ahí va una parte de lo que pudimos ver en el NH Ventas en uno de los proyectos que personalmente más me llena 🙂

Hace dos sábados estuvimos en Madrid con el I Simposio de Entrenamiento y Obesidad. Tenemos nuevas fechas en Vigo, Valencia y Palma de Mallorca. Además, si no puedes estar presente en las mismas, te ofrecemos un taller online con:

– Las 5 presentaciones en vídeo profesional del Simposio.
– El webinar de programación de entrenamiento que complementa a las mismas.
– Diferentes contenidos extra (presentaciones, vídeos de adaptaciones y ejercicios, artículos, etc.)

Puedes contactar con nosotros mismo para acceder a ellos.

*

Evidencias Científicas en la Actividad Física con obesos fue otra de las ponencias ofrecidas en el I Simposio de Entrenamiento y Obesidad de SectorFitness con la presencia de Iván Chulvi y que ya puedes adquirir en formato webinar junto a otros contenidos (presentaciones, vídeos, artículos, etc.)

Una oportunidad única si no estuviste en Madrid o no puedes asistir a alguno de los seminarios que ya están convocados en Vigo, Valencia o Palma de Mallorca.