Hoy analizamos un estudio que nos ha llegado esta misma semana (el sábado) y que sale en cierto modo de los contenidos habituales más científicos que publicamos en el blog, pero que hemos creído harto interesante:

Según el resumen del mismo (abstract) se cita que “El presente estudio pretende explorar la construcción de la identidad relacionada a estilos de vida en la red social Instragram, caso influencers vida saludable categoría Cultura CrossFit, a partir de bases teóricas representativas traducidas en sociedad de la transparencia, vida digital, narcisismo, la noción del self, identidad virtual y comunidades online, que permiten la comprensión de los nuevos procesos comunicacionales en la sociedad digital dentro del contexto contemporáneo. La investigación tiene un enfoque cuantitativo de marco exploratorio – descriptivo, se aplica la técnica de análisis de contenido sobre una muestra de 330 comentarios de tres influencers CrossFit: uno a nivel local, uno regional y uno internacional, escogidos mediante la herramienta DeepSocial. Los resultados dan cuenta de que las prácticas discursivas predominantes, en el interior de las comunidades virtuales CrossFit, hacen referencia a la categorización Auto – dirigidas confirmatorias, pero también valoran las categorías Dirigidas a la comunidad confirmatorias donde se evidencia que el discurso ratifica las dinámicas del estilo de vida en la interacción y a su vez, promueve los sentidos de pertenencia y representación de los seguidores en sus cotidianidades.”

En Instagram encontramos una serie de aspectos relacionados con el consumo del mismo que resultan muy próximos a las características tanto del aficionado como incluso del profesional del fitness:

  • Mayoría de usuarios registrados menores de 35 años. A partir de esta edad se genera un descenso muy acusado tanto del número de cuentas como del consumo en la red.
  • Interés por estilos de vida saludable, especialmente los relacionados con la imagen física. Además, según Castells, estos intereses pueden hacer que se creen a modo de realidad construida paralela una especie de sub-sociedad en este entorno concreto a modo de “tribalización”
  • Seguimiento masivo a usuarios (los “influencers”, vamos). Además, los mismos responden en la mayoría de casos a una serie de conductas muy concretas tanto por los ya establecidos como por las personas que buscan este estatus, que pueden ir desde la creación de hashtags específicos (ej. “likes for likes”) hasta técnicas de dudoso calado que van desde el uso de aplicaciones o servicios de compra de likes y seguidores ficticios o seguir usuarios buscando una reciprocidad, para luego borrarlos.

Esto ha dado a pie a la aparición de “falsos influencers” o influencers con un menor valor. Las empresas han tenido que evolucionar la forma de elegir a sus propios influencers por este hecho, pasando a basarse ahora en otros elementos como el engagement (número de comentarios, interacción, likes, etc de usuarios reales). De hecho, el propio estudio de Suárez ha encontrado un engagement sospechoso en una de las 3 influencers analizadas.

Los objetivos o motivaciones para ser influencers van desde el obtener una remuneración económica o en especie de su contenido (monetización) relacionado con estilo de vida dada la influencia de dicho usuario sobre sus seguidores (Ghorbanali) a, simplemente, tener la percepción de una mayor aceptación social. Este fenómeno ha dado pie tanto a libros (LINK) como incluso formaciones a nivel universitario (LINK).

  • A su vez, una influencia muy importante del denominado “sentimiento de pertenencia”, es decir, la modificación o generación de conductas con el objetivo de integrarse dentro de un grupo o tendencia. Esto puede ser uno de los factores más condicionantes a la hora de publicar contenido en la red (parte, unido a otras cosas, de lo que entendemos como postureo en redes), lo cual genera un posteo de contenidos y expresión que en realidad ni es impulsivo ni corresponde a la personalidad real del usuario, sino a elementos que llegan a ser estratégicos al buscar un número lo más elevado posible de “me gustas” y seguidores.

Resulta hasta curioso para personas no habituadas al entorno ver como muchos de los influencers en Instagram en realidad no aportan un valor concreto a sus publicaciones, sino que buscan confirmación social y apoyo emocional.

Una de las conclusiones más llamativas del estudio de 3 influencers consiste en: “Después de haber tabulado los resultados de la ficha de categorización de comentarios, se visualiza que los seguidores de cada influencer del estilo de vida saludable Cultura CrossFit marcan más importancia en las prácticas discursivas Auto-dirigidas Confirmatorias especialmente en las subcategorías “Evalúan y se relacionan” y en “Buscan confirmación y apoyo emocional” que se dan en los tres casos de influencers analizados. Es relevante mencionar que esta última sub-categoría tiene mayor porcentaje. Del mismo modo, en las prácticas Auto-dirigidas Desafiantes se observa que en las dos subcategorías: “Revisan creencias” y “Desarrollan un estilo de persona”, los porcentajes son similares entre ambos poniendo en manifiesto que existe noción de un estilo de vida que es considerado por una comunidad.”

Según Han (2013) “: “En la sociedad expuesta, cada sujeto es su propio objeto de publicidad. Todo se mide en su valor de exposición. La sociedad expuesta es una sociedad pornográfica. Todo está vuelto hacia fuera, descubierto, despojado, desvestido y expuesto”. Aunque pueda sonar duro, esto genera en ciertos casos la aparición de una Identidad Virtual del individuo (Ortiz, 2014) que puede llegar a resultar muy diferente a la vida real del mismo y que incluso puede llegar a ser diferente entre las propias Redes Sociales, ya sea por segmentación de intereses como por búsqueda de esa identidad propia.

Esto puede dar a su vez pie a una serie de conductas, algunas corresponderán de forma más coherente a desarrollar de la manera más eficiente posible una Red Social, mientras que otras podrán llegar a ser patológicas:

  • Adecuación de los contenidos, expresión, enfoque, interacciones, etc a una actividad concreta. Tal vez este sea el criterio que responda más a la lógica o simplemente a desarrollar herramientas de marketing como pueden ser la segmentación (orientada, por ejemplo, con los hashtags).

Los hashtags más comunes encontrados en el estudio son: #fitness, #crossfit, #crossfitgames2018, #bemorehuman (hashtag que puede resultar hasta paradójico), #reebok (respondiendo O NO a patrocinios), #reebokwomen, #spartanwomen, #spartanracer. Por otro lado, también encontramos menciones constantes en sus publicaciones tanto a otros usuarios como a lugares en los que han estado.

  • Conversión de una actividad a un estilo de vida: En los últimos años ha destacado la evolución del CrossFit partiendo de una actividad atlética a modo de deporte o competición hasta convertirse en un estilo de vida (Kalin, 2017).
  • Narcisismo: Según Lipovetsky se habla de una serie de procesos (en el caso de Instagram basados en contenido virtual como fotos, vídeos y textos) con el objetivo de “seducir” a una serie de usuarios que por el motivo que sea buscan perfiles con dichas características. Esto no es exclusivo de una Red Social concreta, dado que en Twitter podríamos hablar de un narcisismo político-social, en Linkedin uno de tipo más profesional o en Instagram hacia un perfil más de imagen y estética.

El propio estudio publicado por Suárez & Solange detecta una serie de características en la publicación de contenido:

  1. Los influencers declaran su profesión en la biografía.
  2. Las unidades de análisis coinciden al señalar su estilo de vida en su biografía
  3. Muestran emoticones, signos y puntuación en su biografía.
  4. Las tres tienen semejanza al mostrar frases en español e inglés que evoquen al estilo de vida.

De todo ello se extrae una de las conclusiones más duras del estudio: Las publicaciones de los tres influencers reconocen y dan cuenta de una sociedad de la transparencia donde algo tiene valor cuando es visto y expuesto (Han, 2013), ya que al mostrarse se va evidenciando un valor estético que es compartido con sus seguidores y es retroalimentado con un “me gusta” en las redes sociales. Estos posts hacen una exposición que permite mostrar el cuerpo, haciendo publicidad de sí mismos (Han, 2013), ya que la naturaleza del estilo de vida CrossFit admite una necesidad de proponer ideales de belleza y de lo que es tener un buen estado físico. Por tanto, dicha necesidad contemporánea es el resultado de las publicaciones donde todo lo que sea visto y transparentado corresponde a las dinámicas relacionadas al estilo que define a los usuarios frente a sus comunidades.

(…) Las publicaciones de los usuarios y los comentarios de las comunidades de consumo CrossFit promueven la acción de “socializar” en relación a “mostrar el cuerpo” según las creencias y valores arraigados en los parámetros de entrenamiento, alimentación, disciplina, constancia para llegar a un aspecto físico determinado.

Una simple búsqueda en Google manifiesta la cantidad de servicios de compra de seguidores y likes en Instagram.

 

El estudio: Suárez, P., & Solange, P. (2018). Construcción de identidad relacionada a estilos de vida en la red social Instagram. Caso Influencers vida saludable categoría Cultura CrossFit (Master’s thesis, Universidad Casa Grande. Departamento de Posgrado).

REFERENCIAS:

  • Castelló, A., & Del Pino, C. (2015). La comunicación publicitaria con influencers. REDMARKA. Revista Digital de Marketing Aplicado, 25
  • De Veirman, M., Cauberghe, V., & Hudders, L. (2017). Marketing through Instagram influencers: the impact of number of followers and product divergence on brand attitude. International Journal of Advertising, 36(5), 798-828.
  • Ghorbanali Saboktakin, R., & Mohammadreza, S. (31 de March de 2015). Study of the role od identity in lifestyle and consumption. Journal of Applied Environmental., 5(5S), 14-21.
  • Han, B.-C. (2013). La sociedad de la transparencia. . Herder
  • Kalin, F. (19 de 2 de 2017). Nosotros hacemos CrossFit: etnografías sobre identidades deportivas Educación Física y Ciencia, , . (E. M. Académica., Productor) Recuperado el mayo de 2018, de http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/art_revistas/pr.8348/pr.8348.pdf
  • Lipovetsky, G. (1986). La Era del Vacío. . Editorial Anagrama
  • Ortiz, G., Mar, C., León López, C. V., & Vélez Díaz, D. (2014). Construcción de identidad de los y las jóvenes en las redes virtuales (Bachelor’s thesis, Universidad Piloto de Colombia).
  • Renau, V., Oberst, U., & Carbonell, X. (2013). Construcción de la identidad a través de las redes sociales online: una mirada desde el construccionismo.

La participación en Crossfit ha experimentado un crecimiento exponencial. Al igual que otros deportes, es posible que una participación exitosa en Crossfit dependa de un constructo conocido como Grit (no confundir con el programa de Les Mills). Grit se considera un cuestionar aplicable a diferentes disciplinas deportivas o incluso profesionales consistente en una combinación de perseverancia de esfuerzo (PE) y consistencia de interés (IC) y se ha evaluado en otras poblaciones con la escala de Grit de 12 puntos. La capacidad de evaluar de era confiable el peso entre los participantes de Crossfit puede permitirles a los participantes y entrenadores monitorear ambos elementos de PE y CI a fin de desarrollar aún más las habilidades de participación de Crossfit.

Por lo tanto, el propósito de este estudio fue examinar la fiabilidad de la Escala de Grit de 12 puntos entre los participantes adultos de Crossfit. La Escala de Grit de 12 puntos se administró electrónicamente dos veces a 25 participantes adultos de Crossfit (mujeres: 11, hombres: 14) separadas por al menos dos semanas. Los resultados de las dos administraciones de la Grit Scale de 12 puntos se compararon con una batería de análisis estadísticos para evaluar la fiabilidad de la Grit Scale de 12 puntos. Los puntajes test-retest de 12 puntos Grit Scale fueron: 49.8 ± 5.3 y 50.2 ± 5.4.

Las estadísticas de confiabilidad junto con los límites de confianza del 90% fueron las siguientes: el coeficiente de confiabilidad entre clases fue r = 0.87 (UL: 0.94, LL: 0.73), el coeficiente de confiabilidad intraclase fue ICC = 0.91 (UL: 0.96, LL: 0.83), Error estándar de Medición (SEm) = 1.6 (UL: 2.2, LL: 1.3), Δ Significa puntajes de grano de 12 puntos = -0.3 ± 2.3 (UL: 0.6, LL: -1.2), y error típico CV% = 3.4 (UL: 4.8 , LL: 2.7). El gráfico de Bland-Altman sugirió un acuerdo entre las dos administraciones de la Escala de Grit de 12 puntos sin evidencia de heterocedasticidad. Los resultados de la Escala de Grit de 12 puntos y las subescalas variaron de confiabilidad moderadamente alta a excelente entre los participantes adultos de Crossfit.

El estudio: Cazayoux, M., Bishop, A., Navalta, J., Harris, C., Adams, K., & DeBeliso, M. (2018). THE RELIABILITY OF THE 12-ITEM GRIT SCALE AMONG CROSSFIT PARTICIPANTS. European Journal of Physical Education and Sport Science.

Link al estudio completo AQUÍ.

Enlace al GRIT Scale (en inglés) AQUÍ

Y seguimos trabajando en la formación de Unidad de Negocio adaptada a Entreadores Personales tanto de manera online como presencial (Palma de Mallorca) y para este sábado vamos a analizar 3 aspectos:

  • Herramientas y Apps Online. Crea una infraestructura 100% profesional con muy poco presupuesto.
  • Desarrollo página web. Si no tienes web, eres un homeless.
  • Implementación de herramientas como Newsletters o difusiones en RRSS.
  • Tema Estrella: Funcionar en Redes Sociales y no morir en el intento. Incluyen estrategias adaptadas para Entrenadores Personales en cada formato o Red Social destacada: Facebook, Instagram, Youtube, LinkedIn o Google+ (Sí, Google Plus).
  1. Informes sobre consumo y tendencias de mercado en las diferentes redes.
  2. Implementación dentro del Marketing Digital.
  3. Optimización de contenidos para generación de engagement.
  4. Optimización de contenidos para generación de leads.
  5. Optimización de contenidos para generación de viralidad.
  6. Cómo estructurar una unidad de venta basada en RRSS.

OBJETIVOS:

  • Conocer cómo se están usando las Redes Sociales en los gimnasios y entidades deportivas.
  • Estudiar la función de las Redes Sociales dentro del Marketing Digital.
  • Aprender a usar las redes sociales en línea con los objetivos de la entidad.
  • Dotar de herramientas para la gestión de contenidos y obtención de resultados.

¿A QUIEN VA DIRIGIDO?

  • Gerentes, Directores y Coordinadores.
  • Responsables de Marketing y Comunicación de Centros Deportivos y de Fitness.
  • Todo aquella persona que desee conocer y mejorar en el uso de las Redes Sociales con fines empresariales.

Estaremos de 9.30 a 13.30 en el Nou Olimpic y cuando quieras, en el Aula Virtual. Más info contactando directamente con nosotros por mensaje privado o rellenando el siguiente formulario.

*

¿Quieres más información sobre nuestros contenidos de Entrenamiento Personal y Unidad de Negocio? ¿O asistir a alguna de las formaciones que organizamos para SectorFitness European Academy? Atento al final del post.

El uso de Redes Sociales y su importancia en la visibilidad e incluso éxito profesional a fecha de hoy ya no es un secreto. El consumo en Internet, sobre todo desde la existencia del mismo de forma masiva en móviles ha cambiado un tanto el paradigma de la información: Hemos pasado de dirigirnos exclusivamente a páginas ya sea de forma directa o mediante buscadores a la interacción de las redes sociales, plataformas donde nos llega todo tipo de contenido de contactos directos (o indirectos), hoy día ya incluso ordenado de manera que el que nos resulte más interesante (por el motivo que sea) queda indexado de forma que presenta más visibilidad. De esta manera podemos pensar que ahora más que nunca somos nosotros los que salimos a la caza del cliente ofreciendo nuestro contenido y, por tanto, nuestros servicios en estas plataformas (en muchos casos ya de manera exclusiva y sin tener página web).

Eso sí, como de lo que te tenemos que hablar es de “Unidad de Negocio”, no debemos perder el foco de nuestro objetivo, al menos en este caso, que va a ser la venta de servicios. Y con esto lógicamente no vamos a criticar ni el uso personal (dado que yo soy el primero que lo hace), social o incluso sexual, sino dejarlo de lado y dirigirnos a lo que nos va a llevar estas semanas de cabeza: Mejorar nuestras habilidades no técnicas.

Likes: Lógicamente engloban a los “me gusta” en RR.SS., también podríamos hablar de interacción, contenido compartido, etc. pero simplemente nos centraremos en esto.

Leads: El “lead” hace referencia a la persona que contacta con nosotros interesado en alguno de nuestros servicios.

¿Qué me interesa? Hombre, por norma general es obvio que la obtención de leads con ciertas posibilidades de contratarnos (por ejemplo, viviendo relativamente cerca de nuestro espacio de entrenamiento) va a ser el objetivo base. Eso no quita que en ciertos momentos o en una proporción adecuada (más adelante hablaremos) el generar contenido con mayor presencia o incluso cierto grado de viralidad va a ser interesante para conseguir un público mayor que, a su vez, genere potenciales leads. Sin embargo, esto se puede convertir en un arma de doble filo cuando abusamos de ciertos tipos de contenido.

  1. ¿Cómo genero likes con mi contenido? Obviamente con contenido atractivo, preferentemente (no siempre) original, que responda a su vez a las preferencias de los algoritmos de la red (hablaremos con más profundidad, pero como ejemplo podríamos hablar de contenido en vídeo para Facebook y foto para Instagram), creando llamadas a la acción, además de concursos y promociones e incluso arrastrando seguidores de una red a otra.
  2. ¿Cómo genero leads? Por supuesto se comparten criterios con los likes, aunque en este caso algunos aspectos como el contenido profesional en sí (como pequeñas demostraciones en vídeo, presentación de casos de éxito, etc) así como la llamada a la acción de forma segmentada ganan más protagonismo. A su vez, como no existe una fórmula infalible, que ya nos gustaría, también deberemos realizar diferentes pruebas con contenidos y anuncios y, sobre todo, medir su respuesta.

Además, hoy día ya podemos encontrar desde aplicaciones o herramientas como Facebook Leads (una variante del ads para conseguir contactos de clientes potenciales) o, de una manera más clásica con la derivación de estos posibles contactos a formularios de registro en la página, sobre lo cual también veremos algunas estrategias.

Lógicamente, podemos encontrar diferentes estrategias de venta que se utilizan en Redes Sociales con más o menos éxito, también conocidas como “Social Selling”, donde entrarían por ejemplo los concursos, landing pages en páginas e incluso regalos directos (como pueden ser libros digitales, vídeos, suscripciones premium de un mes) para, mediante un proceso que también explicaremos en breve, acabar generando un mayor porcentaje de ventas de producto.

Otras estrategias para conseguir leads o mejorar el rendimiento de nuestras publicaciones:

  • Las respuestas a consultas realizadas en RRSS vayan derivadas a mails.
  • Crear contenido que se dirija al público potencial al que va dirigido tu producto. Así como una academia debe generar contenido más técnico, un entrenador obtendrá más potencial con vídeos e imágenes entrenando, incluso con sus propios clientes.
  • Invita a las personas que clickan en tus publicaciones a que le den like a tu página de Facebook o incluso a tu página.
  • Subir el contenido por separado en ciertas plataformas. Un vídeo de Youtube compartido en Facebook genera mucha menos visibilidad que un vídeo subido directamente a Facebook (intereses corporativos que se dice).
  • Existen redes que, por su naturaleza, tienen menos tendencia a generar leads de forma directa, como puede ser Twitter (aunque tampoco se debe dejar de lado por otras cuestiones como repercusión y prestigio).
  • En según qué mercados puede resultar de gran utilidad contenido más largo, como pueden ser webinars o directos.

EL EFECTO “WOW”

Creo que sería el elemento clave para conseguir ambos elementos (likes y, sobre todo, leads) más fácil en la teoría, pero más difícil en la práctica. Si tuviéramos que traducir el “efecto wow” al castellano, diríamos algo así como “el que lo vea lo flipe”. Vamos, que este efecto se genera mediante impactos de un contenido que salga de lo normal, obviamente, en el buen sentido: Desde el perfil revolucionario de contenido, su propia presentación (como fotografía profesional o producción de vídeo) e incluso la forma de presentarlo. Un ejemplo bastante bueno en Youtube lo encontramos con Jaime Altozano, uno de los últimos fenómenos en esta red social (sí, red social), en los que hoy día ya casi medio millón de suscriptores siguen sus vídeos sobre estructuras musicales o incluso producción. Un tipo de contenido que, seguramente, explicado de una manera más convencional, tendría un seguimiento muy inferior.

Y por último, cuidado con algunas estrategias “baratas” para generar likes y que probablemente a largo plazo nos generen más daño que bien: Comprar likes y seguidores en Instagram (en breve hablamos de esto), abusar de contenido “sentimental” (en ocasiones hasta histriónico), etc.

Vale, muy bien, pero… ¿de lo que ponías al principio del post de contenidos y formaciones qué? No se me olvida. Simplemente rellena el formulario que tienes al final de este mismo post y contactaremos contigo para enviarte nuestros últimos contenidos así como información de cursos que realizamos tanto en diferentes provincias españolas como online.

ENLACES DE INTERÉS:

FACEBOOK LEADS ADS: https://www.facebook.com/business/a/lead-ads

“MENOS LIKES, MÁS LEADS” (libro): https://pearson.es/Espa%C3%B1a/TiendaOnLine/menos-likes-m%C3%A1s-leads

YOUTUBE JAIME ALTOZANO: https://www.youtube.com/channel/UCa3DVlGH2_QhvwuWlPa6MDQ

*

Pues nada, según CMDSport “El Congreso de los Diputados ha rechazado la proposición no de ley de reducir el IVA del 21% al 10% para los centros deportivos. La propuesta del grupo mixto en la Comisión de Educación y Deporte de la cámara parlamentaria no ha prosperado por los votos en contra del Partido Popular y la abstención del PSOE”

Especialmente hoy no quiero entrar en temas políticos en general, pero sí en varias cosas en particular, dado que una de las principales alegaciones realizadas hoy por el Partido Popular es que “igualmente el sector goza de buena salud”:

  • – Aumenta el número de usuarios de instalaciones porque aumenta la conciencia respecto a realizar Actividad Física como hecho de primera necesidad. Y no hay más. Los supermercados también “gozan de buena salud” y no se les pone IVA de artículos de lujo.
  • – El sector cuenta con un número importante de instalaciones falsean sus números al ser tapaderas o partes de fondos de inversión.
  • – Decir que el sector goza de buena salud cuando los profesionales tienen de cada vez peores condiciones y las empresas menos margen de negocio es, cuanto menos, curioso.

Y es que, ya no sólo por un tema de IVA, sino por algo que afecta al gremio en general y que supongo que sucederá igual en cualquier sector, me ha venido un poco a la cabeza hacer las cuentas de la vieja. Me explico: Trabajo en una instalación donde la cuota más recurrida es la de 118€ por 3 meses (39.33 al mes) en 2019, dicho sea de paso, ahora somos considerado un gimnasio caro.

Pues bien, cuando venía como cliente pagaba 6.000 pelas al mes, 36€ de los de ahora. Sólo que debo aclarar que estamos hablando del año 1997. Y nada de ofertas, contratos a largo plazo, etc. 3,33€ (aproximadamente un 9%) de subida en 21 años. Con esos 3,33€ se me ocurren unas cuantas cosas que hay que pagar que no había en aquel entonces:

– Aire Acondicionado (eso antiguamente era de moñas).

– Maquinaria cardio bastante más cara, hasta 10.000€ una cinta de correr “pro”.

  • – Clases colectivas también con maquinaria como Ciclo Indoor o Elíptica.

Pero claro, resulta que en 1997 el IVA era de un… 7%. Es decir, de 36€ se cobraban 33.64 y había 2.36€ de IVA. Ahora de 39.33€ cogiendo esa cuota más utilizada, resulta que el neto es… 32.50. Efectivamente, en un gimnasio “medio” de Palma de Mallorca en realidad se está cobrando menos que en el año 1997 con todos los cambios que ha habido. Y así nos va, con “buena salud del sector”.

  • Así que nada, a seguir aguantando y tirando del carro.

A veces es curioso ver como muchos hechos se repiten en entornos aparentemente. Lo suficiente como para escribir esto tras algo menos de un año desde la primera vez que me subí a un escenario de comedia y unos 7 meses intentando escribir y actuar con cierta regularidad. Por lo tanto las únicas lecciones que puedo dar como monologuistas son en condición de cómico novato-pardillo.

Sin embargo, como instructor llevo ya casi 16 años liados a la chepa y aproximadamente 12 y medio como formador y me ha llamado tanto la atención esta especie de deja-vú constante de situaciones que he tenido al arranca con otra actividad que no podía dejar las teclas quietas: El enfrentarse a gente completamente desconocida (y eso que casi en cualquier bolo he dado con un cliente o un alumno “cómplice”), el pegarse un batacazo importante a modo de silencio, la desconfianza de bares y locales a la hora de presentar proyectos (creo que no oía tantos “No” desde el instituto pidiendo salir a las compañeras de clase) y, por supuesto, encontrarse con gente que vive lo suyo de una manera espectacular y que desde el primer momento ha estado para echar una mano.

1- Al final, un trabajo es un trabajo con todo lo que conlleva. Y si no lo llevas con un día a día o un mínimo de continuidad-dedicación regular, prepárate para el batacazo. Vivir de rentas (sobre todo, cuando directamente no las hay) es difícil y, además, existen toda una serie de aspectos que deben cuidarse tanto o más como nuestras sesiones, presentaciones o textos: Relaciones sociales, contacto y feed-back con las instalaciones, investigación, “entrenar” aspectos que envuelven a cualquiera de los dos trabajos… Son cosas que mal pese, se notan cuando alguien las hace y cuando alguien no.

2- Hay que echarle huevos hasta para hacerlo mal. Muchos son los que, cuando se han enterado que hago monólogos en cafés-teatro y locales han pensado en programas del tipo “Club de la Comedia” y se han llevado un chasco al ver una sala que en ocasiones no llega ni a 30 espectadores. Por desgracia, la imagen idealizada de ciertas cosas cuando empezamos o simplemente las vemos desde la barrera dista mucho de la realidad del día a día.

3- Hay que saber gestionar el fracaso… y el éxito.  El cómico pasa por unas épocas de falta de creatividad o de “pinchazos” más habituales que debería (para entendernos, un pinchazo es cuando apenas consigues reacción del público en una actuación) que pueden sentar igual de mal que un parte de una sesión tuya en dirección del centro o una oleada de bajas en tu estudio. Es algo que está ahí y que va a ser inevitable, siempre y cuando no sea de forma continua, ahí tendríamos un problema serio.

Por otro lado, el “morir de éxito” es algo que se de muy habitualmente en ambos gremios. El ego no suele ser buen compañero. Tener un éxito inusitado, ya sea con un texto, llenando las clases o con las primeras formaciones puede hacer que perdamos la noción de la realidad por el extremo contrario al antes comentado. Y es que en la mayoría de ocasiones que esto se produce en personas medianamente novatas, dicho triunfo igual corresponde más a ciertos factores del entorno y al efecto novedad que a otra cosa. Sin embargo, es un peligro ya que la persona que lo saborea pueda sobrevalorarse a sí mismo en exceso.

Y me dejo una cosa muy importante: No achaques a las envidias cualquier crítica que se te haga o fracaso (menor o mayor) que te pueda suceder. En los últimos tiempos lo de “es que hay mucho envidioso” es una frase que está a la orden del día y creo muy sinceramente que a veces nos hace perder la autocrítica. Y es que es mucho más fácil buscar a un enemigo que conspire contra nosotros que pensar en que probablemente nuestra oferta (por el motivo que sea) no sea lo suficientemente atractiva.

4- No hay mejor camino que el que traza uno mismo.  Es más, si quieres tener una carrera medianamente saludable, creo, en cualquier gremio, no hagas cuentas de padrinos ni idolatres más de la cuenta a gente que consideres referentes y que no conozcas personalmente, al menos lo suficiente.

Seguro que estás pensando en alguien que ha caído en “brazos” de un compañero de profesión más contrastado y que prácticamente lo ha colocado unos cuantos peldaños más arriba de lo que estaba o crees que merece. En este caso pueden pasar dos cosas, que sí tenga un valor que igual no lo estamos viendo, incluso a nivel gestión, producción, administrativo (por poner un ejemplo, John Deacon, el bajista de Queen) o que, simplemente, con el paso de los meses el apadrinado desaparecerá incluso arrastrando parcial o totalmente al padrino.

5 – El que paga igual no tiene la razón, pero manda. Dentro de unos límites de la responsabilidad, no dejamos de estar ofreciendo un servicio al cliente. Puede suceder que no demos lo que busca, que caemos presos del enamoramiento a nuestro “producto” (puede ser un ejercicio o un chiste, sirven completamente igual).

Si queremos ser fieles a nuestro tipo de trabajo, debemos buscar un contexto en el que el mismo sea útil y no intentar montar un box de CrossFit como servicio extra de un geriátrico, pero a su vez entender que si por el motivo que sea, vamos a trabajar en un geriátrico no nos podemos poner a hacer Crossfit. Bueno, poder podemos, pero ateniéndose a las consecuencias. Con la comedia pasa un tanto lo mismo.

Cuando hay un cruce de caminos pueden pasar dos cosas: Recriminar al público (de frente o fuera) que no entienda lo que hacemos, adaptarnos a lo que buscan o, simplemente, buscar otro camino.

5 + 1 – No hay mejor trabajo que hacer felices a las personas.  Creo que este no es necesario explicar. Así que nos vemos en los gimnasios… o en los bares 🙂

PD: Agradecer a los compañeros en todos los entornos en los que me manejo el que estén siempre ahí (Olimpic, SectorFitness, Remata Tú, Alex García…). Que con este post aprovecho y puedo dejar a todos despachados y citados.

Y también hoy os presentamos la jornada de Gestión & Start-ups que ya desarrollamos con gran éxito el pasado año. La misma consiste en contenidos específicos durante la jornada del viernes orientados a estudiantes de CCAFD, TAFAD o personas que se inician como Entrenadores Personales.
 
De paso, os presentamos también, más que dos fichajes, dos renovaciones 😉
  • Manel Valcarce: Presente desde la primera edición del congreso, es conocido por sus trabajos de gestión y asesoría tanto de entidades privadas a todos los niveles (gimnasios, estudios, autónomos) como incluso instituciones.
  • Xavi Epelde: Con una grandísima trayectoria como entrenador y formador en actividades colectivas y entrenamiento personal, sin duda, es un profesional que, además de conocimiento, aporta la experiencia de conocer el sector desde dentro.
A los mismos se suma un servidor. La jornada de tarde la cerraremos con un taller breve en el que se van a trabajar herramientas muy concretas para la explotación y venta efectiva en Redes Sociales. En breve, más información.
Si quieres más información del congreso, rellena el siguiente formulario de contacto:
*

Antes de nada, remarco que hubo un poco de lío ayer con el título. Cuando me refiero a marketing entre comillas es al marketing que entendemos a pie de calle, cuando en realidad creo (esto es opinión, las cosas como son) que es un proceso que en realidad lleva un camino casi inverso al que pensamos.

Volviendo al tema de hoy, un servicio de Entrenamiento Personal nos puede dar 3 tipos de beneficio diferentes. Beneficios que, además, interactúan entre ellos y deben estar complementándose mutuamente en todo momento para que podamos tener una carrera profesional saludable.

1- El económico-monetario: Resulta obvio hablar del mismo, ya que no vivimos del aire a no ser que tengamos otros ingresos paralelos. Así que pasemos a los dos más “raros”.

2- KnowHow: Pueden existir ofertas o servicios que no sean tan rentables como otros pero que nos aporten, sobre todo, la posibilidad de poder integrar cualquier tipo de conocimiento que vamos adquiriendo dentro de la práctica del día a día. Por ejemplo, empezar a trabajar en una gran instalación que se queda un % por entrenamiento no será el servicio directamente más rentable, pero nos aportará en nuestros primeros meses como entrenadores el conocer de verdad como actúa el cliente, cómo debemos encarar el trato al público, combinar servicios, realizar contactos, saber que desgraciadamente sacar adelante un negocio no es tan fácil, acceder a formaciones de la propia instalación, etc. Digamos que es el efecto sustitutivo de la “mili” y aplicado a un gimnasio.

Por tanto, estés en la posición que estés, será interesante buscar un perfil de cliente adecuado al área sobre la que estés investigando en estos momentos, que te abra un campo diferente (como podría ser el trabajo con fisioterapeutas, por ejemplo) o que aporte algo más que hacer siempre lo mismo.

3- Valor emocional: Podemos estar muy bien pagados y formados, que si no sentimos la realización personal como profesionales, la forma de trabajar y, por ende, los otros dos valores, se van a ver perjudicados seriamente.

Por eso no es de extrañar ver como gente muy consagrada de repente se empiezan a meter en proyectos paralelos menos beneficiosos, o incluso deficitarios en cuanto a tiempo, dinero, esfuerzos, etc. pero con un valor que aporta precisamente lo que no da su situación actual: Sentirse útiles de cara a la sociedad o, cuanto menos, que estamos dando el 100%.

Por tanto, salvo causas de fuerza mayor, lo más cercano al ideal profesional será, por supuesto tener un buen sueldo, pero también la posibilidad de acceder a nuevos retos como profesional y a poder llevar a cabo sensaciones o experiencias que nos hagan sentir a nosotros mismos.

Al menos el marketing que en ocasiones nos quieren vender como milagroso. En realidad, el mk está en todas las acciones que llevamos a diario, igual hasta en este mismo post.

¿Y qué queremos decir con esto? Pues que salvo casualidades en cascada o tener ciertos apoyos, digamos, poderosos, no va a haber un entrenador que funcione con éxito en su día a día con los clientes: O simplemente no tendrá, o no los mantendrá o igual sí lo hará pero a un precio inviable.

  1. Saber qué hacer con el potencial cliente desde el momento en el que contacta con nosotros para una posible entrevista o sesión de prueba. Dicho sea de paso, la sesión de prueba tiene que ser el objetivo a “vender” cuando se realiza el primer contacto.
  2. Debes desarrollar una estrategia totalmente individualizada (tal y como haces con los entrenamientos) a tus características, puntos fuertes y capacidades. Lo que puede hacer un entrenador de éxito a alguien, a otro le puede suponer un fracaso.
  3. Dedica tiempo a revisar y preparar nuevas acciones, dado que son parte de tu jornada laboral igual o más que las propias sesiones de entrenamiento
  4. Establece estrategias coherentes con tu forma de ser o con lo que transmites. Por ejemplo, en mi caso dudo mucho que me sea rentable subir fotos sin camiseta a Instagram, pero sí la aparición en diversas vías o publicaciones que puedan generar prestigio.
  5. Comunica y muestra por diversas vías tu trabajo. Redes Sociales creo que no hace falta ni decirlo, pero también necesitas focos potenciales de clientes.
  6. Haz números… Y cuando los tengas hechos, súmales un 20%. Hay una cosa peor que alguien en el pero y que no tenga dinero para hacer una mínima inversión: El que no lo tiene y encima está trabajando. Cuidado al ajustar excesivamente precios o tarifas ya que nos volveremos esclavos de las horas “productivas” y no podremos avanzar.
  7. Esfuérzate en ofrecer un servicio lo más diferente posible a los entrenamientos y sesiones que, por ejemplo, se incluyen en la cuota convencional de un gimnasio. El cliente al no ver la diferencia no pagará más por lo mismo.
  8. Genera una pequeña infraestructura de trabajo con materiales propios y diferenciadores. Ya no sólo a nivel entrenamiento sino a nivel gestión y control-seguimiento de los clientes. ¿Nuestra apuesta calidad precio? Una tablet (preferentemente apple por un tema de aplicaciones tecnológicas que no se publican para Android) cargada de una serie de herramientas que te van a diferenciar realmente como entrenador.
  9. Sigue atento las tendencias del sector y, por supuesto, las opiniones de expertos tanto cercanos como a nivel vídeo-post-blog. Eso sí, no te conviertas en un esclavo de las mismas, ya que, como hemos dicho en el punto dos, vamos a tener un contexto personal y específico.
  10. La meta que te propongas exige una serie de pasos necesarios. Tal vez quieras tener un estudio propio, pero es muy recomendable pasar una etapa, al menos inicial, en un gran gimnasio en el que ganarás rodaje, trato el público, formación, etc. o probablemente para conseguir buenos clientes deberás empezar practicando con el vecino y el cuñado y además gratis (un día hablaremos también de los sueldos).

Y creo que suficiente brasa por hoy. Durante estos días iremos repasando algún punto más de los que vamos a dar este sábado en Palma (tenemos formación de Unidad de Negocio) y online. Si estás interesado en alguna de las dos, puedes contactar con un servidor directamente por aquí o a info@santiliebana.com.

Mindfulness

A fecha de hoy, sabemos de sobra la naturaleza multifactorial e individual (ya que no todos los aspectos afectan de igual manera) de la etiología de la obesidad, lo cual es uno de los principales obstáculos a la hora de establecer planes de actuación concretos ya que, ya no sólo podemos hablar de “recetas” cerradas (algo que difícilmente funcionará en cualquier perfil de población) sino que las diferencias que pueden existir en dos personas con mismo IMC e incluso mismo % de Materia Grasa, pueden ser abismales.

De hecho, uno de los factores más comunes dentro de las personas con sobrepeso y obesidad reside en los niveles de estrés crónico, ansiedad y conductas relacionadas con la ingesta impulsiva, además de otros efectos fisiológicos como el aumento de niveles de cortisol, que a su vez también retroalimentaría otros factores como pudiera ser el cansancio físico o la búsqueda de alimentos altamente palatables, en especial aquellos que combinan grasa con sal y/o azúcar.

Actualmente estamos viviendo una gran expansión y aceptación de diferentes técnicas de meditación o las terapias denominadas “mindfulness” dados sus resultados a la hora de regular aspectos como la ansiedad, la depresión e incluso adicciones (Bowen, 2009; Grossman, 2004), así como adoptadas de otras actividades milenarias como el Yoga precisamente por el control y regulación que se puede obtener sobre el sistema nervioso incluso sobre aspectos relacionados con la alimentación (Bays, 2009).

A partir de ahí, se han desarrollado diversos protocolos como el “Mindfulness-Based Eating Awareness Training”, algo así como “Entrenamiento consciente de la alimentación”, precisamente buscando una mejora de los hábitos y costumbres a partir de otros programas como el “Mindfulness-Based Stress Reduction Program” (Shapiro, 2005; Bishop, 2002).

El MB-EAT fue estudiado por Kristeller a principios de la década del 2000 destacando efectos en la normalización de los principales problemas de nutrición, apetito y regulación metabólica mediante la meditación mindfulness relacionada con la regulación de la ingesta de alimentos y diferentes disfunciones ya sean directamente sobre la comida o de tipo emoicional.

La mecánica.

El programa consta de 12 sesiones de 90 minutos, aunque en diferentes ocasiones este trabajo debe ser reorientado por necesidades de la población (como el estudio de Barnes que citaremos a continuación). En las mismas se trabaja de la siguiente manera:

  1. Introducción e instrucción a diversas técnicas de respiración y meditación.
  2. Refuerzo de la primera sesión.
  3. Sesión específica sobre “conciencia del hambre”.
  4. Conciencia sobre los sabores y la saciedad.
  5. Focalización en la saciedad y elección de alimentos.
  6. Elección de alimentos de forma consciente.
  7. Mentalización en el control de peso.
  8. Orientación hacia el aumento de la Actividad Física
  9. Relación entre emociones, estrés, distracciones y comida.
  10. Entendimiento de los diferentes factores emocionales.
  11. Elevar la conciencia para elegir mejor los alimentos.
  12. Meeting final.

Algunos resultados al respecto.

AIH_MindfulEatingwithCopyright-272x300El propio grupo de investigación de Kristeller (los que más han desarrollado este programa) encontró grandes resultados en un grupo de 150 obesos con resultados de mejora en la ingesta impulsiva de alimentos en el 95% de sujetos del grupo de intervención tras 4 meses de trabajo.

Por otro lado, destaca el estudio (por lo específico del mismo) de Timmermann & Brown (2012), que consiguieron adaptar elementos de la terapia original a la hora de mejorar los hábitos de los sujetos del estudio cuando comían en restaurantes.

Incluso con adolescentes.

Recientemente se ha publicado un estudio por Barnes et al (2016) en el que se trabajaban estas técnicas con 40 adolescentes de diferentes características sobre un seguimiento de 6 meses tanto en grupo de intervención como grupo control.

Algunos de los cambios más significativos fueron:

  • Aumento del número de comidas bajas en calorías por semana.
  • Aumento del número de comidas con alimentos sin grasas saturadas.
  • Leve mejor control tanto del peso como del IMC respecto al grupo control.

Aplicaciones prácticas

Tanto la introducción de planes orientados al “mindfulness” y a la meditación como la derivación de personas con malos hábitos hacia este tipo de terapias puede resultar muy beneficiosa en personas que, de forma manifiesta, tengan conductas que relacionen estrés y ansiedad así como diversas creencias generadas con malos hábitos de nutrición o falta de Actividad Física.

LIBROS RELACIONADOS:

BIBLIOGRAFÍA:

  • Barnes, V. A., Kristeller, J. L., & Johnson, M. H. (2016). Impact of mindfulness-based eating awareness on diet and exercise habits in adolescents. Int. J. Complement. Alt. Med, 3(2), 1-7.
  • Bays, J. C. (2009). Mindful Eating: A Guide to Rediscovering a Healthy and Joyful Relationship with Food–includes CD. Shambhala Publications.
  • Bishop, S. R. (2002). What do we really know about mindfulness-based stress reduction?. Psychosomatic medicine, 64(1), 71-83.
  • Bowen, S., Chawla, N., Collins, S. E., Witkiewitz, K., Hsu, S., Grow, J., et al. (2009). Mindfulness-based relapse prevention for substance use disorders: A pilot efficacy trial. Substance Abuse, 30 (4), 295–305. doi:10.1080/08897070903250084.
  • Grossman, P., Niemann, L., Schmidt, S., & Walach, H. (2004). Mindfulness-based stress reduction and health benefits. A metaanalysis. Journal of Psychosomatic Research., 57(1), 35–43
  • Kristeller, J. L., & Wolever, R. Q. (2010). Mindfulness-based eating awareness training for treating binge eating disorder: the conceptual foundation. Eating disorders, 19(1), 49-61.
  • Shapiro, S. L., Astin, J. A., Bishop, S. R., & Cordova, M. (2005). Mindfulness-based stress reduction for health care professionals: results from a randomized trial. International Journal of Stress Management, 12(2), 164.
  • Timmerman, G. M., & Brown, A. (2012). The effect of a mindful restaurant eating intervention on weight management in women. Journal of Nutrition Education and Behavior, 44, 22–28