¿Existen diferencias de género en la activación del CORE?

Compártelo con tus compañeros!

Pese a que muchas de las diferencias a la hora de entrenar fuerza entre hombres y mujeres realmente responden más a prejuicios y mitos ya no sólo en aspectos técnicos, sino en estéticos o sociales; sí encontramos varios matices manifiestos en elementos que pueden ir desde lo biomecánico hasta lo fisiológico. En el post de hoy vamos a recoger algunas de las informaciones más interesantes al respecto encontradas en la existencia o no de diferencias entre personas de distinto género en la activación y trabajo de la musculatura del CORE. Alguna de estas diferencias serán tratadas por nuestro compañero Daniel Yanes en el taller del XI Congreso Wellness y Educación Física, que tendrá lugar en Mallorca los próximos 19, 20 y 21 de octubre.

Según McKeon: “Las diferencias en la fuerza y estructura muscular se han sugerido como posibles razones por las cuales los patrones de activación muscular de hombres y mujeres son diferentes. Pérez y Nussbaum (2002) no encontraron un efecto significativo del género cuando observaron la respuesta del músculo del tronco a las contracciones isométricas contra las fuerzas uni-planar y multiplanar. Por el contrario, Anders et al. (2007) encontraron que las mujeres tenían una respuesta de amplitud abdominal mayor que los hombres durante una perturbación de inclinación de todo el cuerpo, y que las mujeres exhibían una mayor co-contracción entre los músculos del tronco respecto a los hombres. Ambos estudios se centraron solo en las medidas de amplitud y en las respuestas a la carga estática. Hubley-Kozey y sus colegas (2002a, 2002b, 2005) han examinado la amplitud del músculo del tronco y los patrones temporales que incluyen tanto a adultos sanos como a aquellos con dolor lumbar durante una tarea dinámica. El género no se examinó como una influencia potencial en la creación de patrones”

Otros estudios (algunos con apenas algunas semanas de publicación) también indican indicios manifiestos en posibles diferencias, incluso en la práctica deportiva, como puede ser en fútbol:

  • En 2006 Springer detectó mayor actividad muscular en el Transverso Abdominal en hombres, tanto en reposo como en actividad. Sin embargo, proporcionalmente respecto al total de los músculos más laterales del abdomen (como por ejemplo, los oblicuos) la activación era mayor en mujeres.
  • Bolgla muy recientemente ha encontrado ciertas diferencias en activación muscular en ejercicios de Yoga, aunque algunos de ellos muy utilizados en prácticamente cualquier tipo de disciplina. Por ejemplo, los niveles de trabajo en el Recto Anterior fueron significativamente mayores en mujeres en la plancha, mientras que los hombres marcaban mayor activación en oblicuo y glúteo mayor.
  • También en este 2018, Ireland detectó que en tests de sentadilla a una pierna existe una mayor activación de la musculatura abdominal por parte de hombres, mientras que en mujeres se obtenían mayores activaciones a nivel de musculatura de cadera y rodilla. En un estudio  muy similar de Willson (2006) la conclusión fue que en mujeres existía mayor actividad en la musculatura relacionada con el plano frontal respecto a los hombres.
  • De forma más específica (en jóvenes futbolistas), Brophy encontró diferencias de musculatura de género con más fuerza en hombres a nivel de CORE, aunque en ambos sexos se manifestaba el pobre control abdominal. Por otro lado, parece ser que en mujeres puede existir una mayor descompensación de fuerza de abducción de cadera entre miembro dominante y no-dominante.

Conclusiones: Encontramos diferencias manifiestas en patrones de activación muscular en ejercicios del CORE entre mujeres y hombres. Esto puede hacer plantearse tenerlas en cuenta a la hora de prescribir el entrenamiento del mismo en cuanto a ejercicios y variantes entre ellos.

REFERENCIAS:

Bolgla, L. A., Amodio, L., Archer, K., Estes, J., Leung, R., Magoni, K., … & Beazley, D. (2018). Trunk and hip muscle activation during yoga poses: Do sex-differences exist?. Complementary therapies in clinical practice31, 256-261.

Brophy, R. H., Chiaia, T. A., Maschi, R., Dodson, C. C., Oh, L. S., Lyman, S., … & Williams, R. J. (2009). The core and hip in soccer athletes compared by gender. International journal of sports medicine, 30(09), 663-667.

Ireland, M. L., Bolgla, L. A., & Noehren, B. (2018). Gender Differences in Core Strength and Lower Extremity Function During Static and Dynamic Single-Leg Squat Tests. In ACL Injuries in the Female Athlete (pp. 239-257). Springer, Berlin, Heidelberg.

McKeon, M., Gordon, S., & Hubley-Kozey, C. The effect of gender on abdominal muscle activation in response to an asymmetrical leg loading task in healthy adults.

Springer, B. A., Mielcarek, B. J., Nesfield, T. K., & Teyhen, D. S. (2006). Relationships among lateral abdominal muscles, gender, body mass index, and hand dominance. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy36(5), 289-297.

Willson, J. D., Ireland, M. L., & Davis, I. (2006). Core strength and lower extremity alignment during single leg squats. Medicine & Science in Sports & Exercise38(5), 945-952.

Facebook Comments
(Visited 70 times, 1 visits today)