Construcción de identidad en Influencers de Instagram y “vida saludable”

Compártelo con tus compañeros!

Hoy analizamos un estudio que nos ha llegado esta misma semana (el sábado) y que sale en cierto modo de los contenidos habituales más científicos que publicamos en el blog, pero que hemos creído harto interesante:

Según el resumen del mismo (abstract) se cita que “El presente estudio pretende explorar la construcción de la identidad relacionada a estilos de vida en la red social Instragram, caso influencers vida saludable categoría Cultura CrossFit, a partir de bases teóricas representativas traducidas en sociedad de la transparencia, vida digital, narcisismo, la noción del self, identidad virtual y comunidades online, que permiten la comprensión de los nuevos procesos comunicacionales en la sociedad digital dentro del contexto contemporáneo. La investigación tiene un enfoque cuantitativo de marco exploratorio – descriptivo, se aplica la técnica de análisis de contenido sobre una muestra de 330 comentarios de tres influencers CrossFit: uno a nivel local, uno regional y uno internacional, escogidos mediante la herramienta DeepSocial. Los resultados dan cuenta de que las prácticas discursivas predominantes, en el interior de las comunidades virtuales CrossFit, hacen referencia a la categorización Auto – dirigidas confirmatorias, pero también valoran las categorías Dirigidas a la comunidad confirmatorias donde se evidencia que el discurso ratifica las dinámicas del estilo de vida en la interacción y a su vez, promueve los sentidos de pertenencia y representación de los seguidores en sus cotidianidades.”

En Instagram encontramos una serie de aspectos relacionados con el consumo del mismo que resultan muy próximos a las características tanto del aficionado como incluso del profesional del fitness:

  • Mayoría de usuarios registrados menores de 35 años. A partir de esta edad se genera un descenso muy acusado tanto del número de cuentas como del consumo en la red.
  • Interés por estilos de vida saludable, especialmente los relacionados con la imagen física. Además, según Castells, estos intereses pueden hacer que se creen a modo de realidad construida paralela una especie de sub-sociedad en este entorno concreto a modo de “tribalización”
  • Seguimiento masivo a usuarios (los “influencers”, vamos). Además, los mismos responden en la mayoría de casos a una serie de conductas muy concretas tanto por los ya establecidos como por las personas que buscan este estatus, que pueden ir desde la creación de hashtags específicos (ej. “likes for likes”) hasta técnicas de dudoso calado que van desde el uso de aplicaciones o servicios de compra de likes y seguidores ficticios o seguir usuarios buscando una reciprocidad, para luego borrarlos.

Esto ha dado a pie a la aparición de “falsos influencers” o influencers con un menor valor. Las empresas han tenido que evolucionar la forma de elegir a sus propios influencers por este hecho, pasando a basarse ahora en otros elementos como el engagement (número de comentarios, interacción, likes, etc de usuarios reales). De hecho, el propio estudio de Suárez ha encontrado un engagement sospechoso en una de las 3 influencers analizadas.

Los objetivos o motivaciones para ser influencers van desde el obtener una remuneración económica o en especie de su contenido (monetización) relacionado con estilo de vida dada la influencia de dicho usuario sobre sus seguidores (Ghorbanali) a, simplemente, tener la percepción de una mayor aceptación social. Este fenómeno ha dado pie tanto a libros (LINK) como incluso formaciones a nivel universitario (LINK).

  • A su vez, una influencia muy importante del denominado “sentimiento de pertenencia”, es decir, la modificación o generación de conductas con el objetivo de integrarse dentro de un grupo o tendencia. Esto puede ser uno de los factores más condicionantes a la hora de publicar contenido en la red (parte, unido a otras cosas, de lo que entendemos como postureo en redes), lo cual genera un posteo de contenidos y expresión que en realidad ni es impulsivo ni corresponde a la personalidad real del usuario, sino a elementos que llegan a ser estratégicos al buscar un número lo más elevado posible de “me gustas” y seguidores.

Resulta hasta curioso para personas no habituadas al entorno ver como muchos de los influencers en Instagram en realidad no aportan un valor concreto a sus publicaciones, sino que buscan confirmación social y apoyo emocional.

Una de las conclusiones más llamativas del estudio de 3 influencers consiste en: “Después de haber tabulado los resultados de la ficha de categorización de comentarios, se visualiza que los seguidores de cada influencer del estilo de vida saludable Cultura CrossFit marcan más importancia en las prácticas discursivas Auto-dirigidas Confirmatorias especialmente en las subcategorías “Evalúan y se relacionan” y en “Buscan confirmación y apoyo emocional” que se dan en los tres casos de influencers analizados. Es relevante mencionar que esta última sub-categoría tiene mayor porcentaje. Del mismo modo, en las prácticas Auto-dirigidas Desafiantes se observa que en las dos subcategorías: “Revisan creencias” y “Desarrollan un estilo de persona”, los porcentajes son similares entre ambos poniendo en manifiesto que existe noción de un estilo de vida que es considerado por una comunidad.”

Según Han (2013) “: “En la sociedad expuesta, cada sujeto es su propio objeto de publicidad. Todo se mide en su valor de exposición. La sociedad expuesta es una sociedad pornográfica. Todo está vuelto hacia fuera, descubierto, despojado, desvestido y expuesto”. Aunque pueda sonar duro, esto genera en ciertos casos la aparición de una Identidad Virtual del individuo (Ortiz, 2014) que puede llegar a resultar muy diferente a la vida real del mismo y que incluso puede llegar a ser diferente entre las propias Redes Sociales, ya sea por segmentación de intereses como por búsqueda de esa identidad propia.

Esto puede dar a su vez pie a una serie de conductas, algunas corresponderán de forma más coherente a desarrollar de la manera más eficiente posible una Red Social, mientras que otras podrán llegar a ser patológicas:

  • Adecuación de los contenidos, expresión, enfoque, interacciones, etc a una actividad concreta. Tal vez este sea el criterio que responda más a la lógica o simplemente a desarrollar herramientas de marketing como pueden ser la segmentación (orientada, por ejemplo, con los hashtags).

Los hashtags más comunes encontrados en el estudio son: #fitness, #crossfit, #crossfitgames2018, #bemorehuman (hashtag que puede resultar hasta paradójico), #reebok (respondiendo O NO a patrocinios), #reebokwomen, #spartanwomen, #spartanracer. Por otro lado, también encontramos menciones constantes en sus publicaciones tanto a otros usuarios como a lugares en los que han estado.

  • Conversión de una actividad a un estilo de vida: En los últimos años ha destacado la evolución del CrossFit partiendo de una actividad atlética a modo de deporte o competición hasta convertirse en un estilo de vida (Kalin, 2017).
  • Narcisismo: Según Lipovetsky se habla de una serie de procesos (en el caso de Instagram basados en contenido virtual como fotos, vídeos y textos) con el objetivo de “seducir” a una serie de usuarios que por el motivo que sea buscan perfiles con dichas características. Esto no es exclusivo de una Red Social concreta, dado que en Twitter podríamos hablar de un narcisismo político-social, en Linkedin uno de tipo más profesional o en Instagram hacia un perfil más de imagen y estética.

El propio estudio publicado por Suárez & Solange detecta una serie de características en la publicación de contenido:

  1. Los influencers declaran su profesión en la biografía.
  2. Las unidades de análisis coinciden al señalar su estilo de vida en su biografía
  3. Muestran emoticones, signos y puntuación en su biografía.
  4. Las tres tienen semejanza al mostrar frases en español e inglés que evoquen al estilo de vida.

De todo ello se extrae una de las conclusiones más duras del estudio: Las publicaciones de los tres influencers reconocen y dan cuenta de una sociedad de la transparencia donde algo tiene valor cuando es visto y expuesto (Han, 2013), ya que al mostrarse se va evidenciando un valor estético que es compartido con sus seguidores y es retroalimentado con un “me gusta” en las redes sociales. Estos posts hacen una exposición que permite mostrar el cuerpo, haciendo publicidad de sí mismos (Han, 2013), ya que la naturaleza del estilo de vida CrossFit admite una necesidad de proponer ideales de belleza y de lo que es tener un buen estado físico. Por tanto, dicha necesidad contemporánea es el resultado de las publicaciones donde todo lo que sea visto y transparentado corresponde a las dinámicas relacionadas al estilo que define a los usuarios frente a sus comunidades.

(…) Las publicaciones de los usuarios y los comentarios de las comunidades de consumo CrossFit promueven la acción de “socializar” en relación a “mostrar el cuerpo” según las creencias y valores arraigados en los parámetros de entrenamiento, alimentación, disciplina, constancia para llegar a un aspecto físico determinado.

Una simple búsqueda en Google manifiesta la cantidad de servicios de compra de seguidores y likes en Instagram.

 

El estudio: Suárez, P., & Solange, P. (2018). Construcción de identidad relacionada a estilos de vida en la red social Instagram. Caso Influencers vida saludable categoría Cultura CrossFit (Master’s thesis, Universidad Casa Grande. Departamento de Posgrado).

REFERENCIAS:

  • Castelló, A., & Del Pino, C. (2015). La comunicación publicitaria con influencers. REDMARKA. Revista Digital de Marketing Aplicado, 25
  • De Veirman, M., Cauberghe, V., & Hudders, L. (2017). Marketing through Instagram influencers: the impact of number of followers and product divergence on brand attitude. International Journal of Advertising, 36(5), 798-828.
  • Ghorbanali Saboktakin, R., & Mohammadreza, S. (31 de March de 2015). Study of the role od identity in lifestyle and consumption. Journal of Applied Environmental., 5(5S), 14-21.
  • Han, B.-C. (2013). La sociedad de la transparencia. . Herder
  • Kalin, F. (19 de 2 de 2017). Nosotros hacemos CrossFit: etnografías sobre identidades deportivas Educación Física y Ciencia, , . (E. M. Académica., Productor) Recuperado el mayo de 2018, de http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/art_revistas/pr.8348/pr.8348.pdf
  • Lipovetsky, G. (1986). La Era del Vacío. . Editorial Anagrama
  • Ortiz, G., Mar, C., León López, C. V., & Vélez Díaz, D. (2014). Construcción de identidad de los y las jóvenes en las redes virtuales (Bachelor’s thesis, Universidad Piloto de Colombia).
  • Renau, V., Oberst, U., & Carbonell, X. (2013). Construcción de la identidad a través de las redes sociales online: una mirada desde el construccionismo.
Facebook Comments
(Visited 261 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *