Estrés Crónico y secuelas en la composición corporal.

Compártelo con tus compañeros!

Estudios recientes han sugerido que la composición corporal es clave para la salud y la enfermedad. Primero, el tejido adiposo es un órgano metabólico y endocrino complejo, esencial y altamente activo que responde a las señales aferentes de los sistemas hormonales tradicionales y del sistema nervioso central, pero también expresa y secreta factores con importantes funciones endocrinas, metabólicas e inmunes. En segundo lugar, la masa de músculo esquelético es un importante predictor de salud en la vida adulta, mientras que la pérdida severa de masa se ha asociado con la fragilidad de la vejez. Los estudios han demostrado que el músculo esquelético es también un órgano endocrino importante que secreta factores con acciones autocrinas, paracrinas o endocrinas, que se han asociado con procesos inflamatorios. En tercer lugar, el hueso también es un regulador endocrino sistémico que desempeña un papel fundamental en la salud y la enfermedad. Finalmente, la debida hidratación en humanos ha sido descuidada como un factor de salud, especialmente en adultos. El estrés crónico y la hipersecreción de la hormona del estrés, solos o asociados con distintos trastornos, como ansiedad, depresión, obesidad, síndrome metabólico, trastornos autoinmunes, diabetes mellitus tipo 2 y síndrome de ovario poliquístico (SOP), se han asociado con manifestaciones psicológicas y somáticas, típicamente , aumento de la masa grasa, osteosarcopenia / fragilidad, deshidratación celular e inflamación crónica sistémica. Esta revisión tiene como objetivo proporcionar nuevos conocimientos sobre el concepto recientemente desarrollado de la obesidad osteosarcopénica relacionada con el estrés y su prevención.

El estudio: Stefanaki, C., Pervanidou, P., Boschiero, D., & Chrousos, G. P. (2018). Chronic stress and body composition disorders: implications for health and disease. Hormones, 1-11.

Facebook Comments
(Visited 36 times, 1 visits today)